lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Un hombre pierde la vida en un incendio de madrugada en Esteiro

Cambión de Bomeros, en una imagen de archivo/AEC

Noche trágica en el barrio de Esteiro después de que un incendio se cobrase la vida de uno de sus residentes. Tal y como informaron ayer fuentes del cuerpo de Bombeiros de Ferrol y la Policía Local, el fuego se declaró minutos después de las cuatro de la mañana en un inmueble de dos plantas del número 64 de la calle Carlos III, a escasos metros de la travesía da Saúde.


Al parecer fue un particular quien alertó a los profesionales del servicio de extinción ferrolano, señalando que estaba saliendo una espesa humareda del edificio. Inmediatamente, la primera salida de los bomberos se dirigió hasta el punto, mientras que desde la central se avisaba a la Policía Local, que desplazó hasta el lugar las dos patrullas que estaban de servicio, a la Policía Nacional y a Urxencias Sanitarias de Galicia-061, que movilizó una ambulancia.


Curiosamente, el carácter local del incidente y la urgencia del mismo provocó que no se pasase la alerta al Centro Integrado de Atención ás Emerxencias-112, que hasta bien entrada la mañana no tuvo constancia del mismo.

 

 

Personas atrapadas


Tal y como se señaló desde el cuerpo de Bombeiros, cuando se recibió la alerta se señaló que en un principio parecía que el fuego estaba localizado en una habitación, por lo que se movilizó la primera salida. No obstante, al llegar al lugar y comprobar que había personas atrapadas en el inmueble se solicitó la asistencia de los profesionales restantes, encargándose un equipo de la extinción de las llamas y el segundo del rescate de los habitantes –en total, ocho bomberos, dos vehículos motobomba y otro de altura–.


Asimismo, desde la Policía Local se confirmó que la vivienda podría estar siendo usada como pensión o alojamiento temporal no regulado, aunque es un punto que, al igual que el origen de las llamas, todavía se está investigando. Por el momento la única certeza es que el inmueble contaba con seis habitaciones ocupadas por personas sin ninguna relación entre sí.


En cuanto a la actuación de los bomberos, desde el servicio ferrolano se señaló que, en cuanto entraron los profesionales en el edificio se encontraron a uno de los ocupantes, un hombre joven, saliendo de una de las habitaciones. Poco después, los bomberos encontraron en el interior de otra estancia a una mujer, al parecer de nacionalidad brasileña, gravemente afectada por la inhalación de humo y desorientada, que tuvo que ser trasladada de urgencia al centro hospitalario.


En la parte posterior de la vivienda, en un pequeño patio interior, los bomberos localizaron a otras dos personas, una de ellas un hombre con movilidad reducida –se estima que podría sufrir de esclerosis–. Así, si bien en un principio los profesionales trataron de sacarlos con equipos de autoevacuación, la dificultad que suponía trasladar al hombre hizo que decidieran mantenerlos aislados en esa parte del edificio, dado que estaba alejada de las llamas y del humo.


Finalmente, al caer en la cuenta de que faltaba uno de los ocupantes, los bomberos echaron abajo la puerta de la última habitación que continuaba cerrada, encontrando allí al hombre. Según se señaló desde el servicio ferrolano, los profesionales se encontraron a la víctima junto a la puerta todavía con vida y parecía que había intentado, sin éxito, abrir la puerta por sí mismo. Desafortunadamente, el varón, que la policía describió como natural de Madrid y nacido en 1957, sufrió un colapso mientras los bomberos lo sacaban del edificio. Así, pese a los esfuerzos del equipo sanitario del 061 por mantenerlo con vida –trataron de reanimarlo durante cerca de una hora–, nada se pudo hacer por él.


Tras controlar el avance de las llamas, el resto de ocupantes fue evacuado, extinguiéndose el incendio poco después e iniciándose las labores de ventilación del inmueble y control de temperatura para evitar nuevos focos. El operativo, apuntó el servicio ferrolano, se dio por concluido sobre las siete de la mañana.

 

 

Nueva alerta


Si bien la vivienda quedó completamente desocupada y precintada por la Policía Local tras el incendio, sobre las 17.26 horas de ayer la alerta por fuego en el inmueble fue reactivada. En este caso sí fue el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias-112 quien recibió el aviso por parte de un particular.


Así, nuevamente se trasladaron al lugar los bomberos de Ferrol y las fuerzas de seguridad municipales, pasándose el aviso también a la Policía Nacional y a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, pese a que no fue necesaria su presencia. Según confirmaron los profesionales del servicio de extinción, el incidente apenas fue un susto, detectándose únicamente un poco de humo en el edificio.

 

 

Valoración del Concello


Por último, desde el Concello no se quiso hacer una valoración de la situación del edificio y su potencial uso como alojamiento sin licencia al estar en marcha una investigación policial.


No obstante, desde el gobierno local se ha querido aprovechar la ocasión para felicitar a todos los profesionales que participaron en la operación, señalando que gracias a su buen hacer se logró salvar a varias personas. De igual forma, también se incidió en los esfuerzos por salvar la vida del hombre fallecido, aunque finalmente no fue posible. 

Un hombre pierde la vida en un incendio de madrugada en Esteiro

Te puede interesar