Las F-110 apartan el pesimismo: "Ferrol va a ser una isla de bonanza"

Navantia Ferrol ejecuta desde el 6 de abril, no han pasado tan siquiera dos meses, su mayor programa constructivo de las últimas décadas. Entregará a la Armada española las F-110, sus fragatas más modernas, y algo se mueve en la economía de la comarca ferrolana desde bastantes semanas antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudiese al pistoletazo de salida para este contrato.


El sector inmobiliario fue uno de los primeros beneficiados, pero no es ni será el único. Concebido como epicentro de talento en una ciudad que ha visto emigrar a buena parte de sus cerebros mejor formados, el estudio Stgo ya ronda la veintena de profesionales en plena calle Real.


Uno de sus artífices es el arquitecto Santiago González, que no tarda en dar un titular rotundo. "Ferrol va a ser una isla de bonanza", zanja sobre un entorno azotado por una crisis que tiene casi cuatro décadas de recorrido.


En sus instalaciones comparten techo el diseño, la arquitectura, el ámbito multimedia e incluso iniciativas directamente vinculadas con el naval. Están subidos al tren de la innovación y el que es uno de sus responsables apunta que la zona "todavía tiene trayectoria para crecer" tras varias "recesiones" desde la reconversión de los astilleros.


Algo se percibe, pero él lo confirma: "Hay inversores que están redescubriendo Ferrol, la información de la que disponían no era lo que han visto".


González cita el potencial de un turismo que sigue siendo un sector por explotar pese a sus evidentes virtudes. Playa, interior o un patrimonio que bebe del eclecticismo, de los estilos que emanan de la mezcla de culturas que la propia construcción de barcos brindó históricamente a la comarca.


Ahora se aspira a que el retorno de quienes tuvieron que marcharse esté acompañado de la atracción de profesionales foráneos que enriquezcan el ecosistema productivo.


Stgo tiene en marcha más de una promoción inmobiliaria en el casco histórico. Una de ellas avanza junto a la céntrica plaza del Callao; a unos metros, en la calle de la Iglesia, pronto comenzará otra que tendrá un aliciente indudable en el barrio: un lugar en el que poder aparcar. En la del Callao, por lo pronto, el arquitecto indica que está "vendido ya el 40 %" de una decena de viviendas proyectadas; de las ya adjudicadas, "tres son para inversores".


Santiago González pone en valor la "relación comercial con Navantia" que el estudio mantiene "desde hace ocho años". En los tres últimos, asegura, se ha encontrado "una muy buena respuesta" y más solicitudes de ideas innovadoras.


Reivindica el factor tractor que las F-110 tendrán para toda Ferrolterra, pero destaca que no "va a ser la solución" porque el resurgir tiene que venir de más fuentes: "Hay que aprovechar la oportunidad para la diversificación". 

Las F-110 apartan el pesimismo: "Ferrol va a ser una isla de bonanza"

Te puede interesar