sábado 16/1/21

La F-101 regresa a Ferrol tras cinco meses al mando de la SNMG-2

El despliegue de la “Álvaro de Bazán” en el grupo naval de la OTAN se desarrolló en el Mediterráneo y el Mar Negro
El buque contó durante la mayor parte de su despliegue con una dotación de 234 personas | jorge meis
El buque contó durante la mayor parte de su despliegue con una dotación de 234 personas | jorge meis

Con un recibimiento atípico por las medidas sanitarias y la presencia de apenas una decena de familiares en la explanada del muelle número 4 del Arsenal, la fragata “Álvaro de Bazán” regresó ayer a su base exactamente cinco meses después de que zarpara para integrarse, como buque de mando, en la segunda Agrupación Permanente de la OTAN, desplegada en aguas del Mar Mediterráneo y el Mar Negro en las habituales misiones de disuasión y seguridad marítima. 

El buque, comandado por el capitán de fragata Ricardo Gómez Delgado, fue recibido por el jefe de la 31ª Escuadrilla de Superficie, Santiago Vila Barrón, y por los capitanes de las otras tres F-100 que permanecen amarradas en el Arsenal, con la excepción de la última unidad de la serie, la “Cristóbal Colón”, que este mismo mes relevó a la “Álvaro de Bazán” como buque de mando del grupo naval de la OTAN, tarea que asume la Armada española desde el pasado mes de junio y hasta el próximo verano. 

Tras su atraque en el muelle del Arsenal, el jefe de la 31ª Escuadrilla de Superficie subió a la fragata para agradecer a los 170 tripulantes que completaron la última fase de la navegación el “esfuerzo” en un despliegue atípico que, además de por su duración, se ha visto condicionado por la pandemia, que ha obligado a adoptar estrictas medidas de seguridad para evitar contagios por coronavirus. El comandante de la F-101 subrayó tras el desembarco que “ha salido todo bien y hemos conseguido que la fragata haya estado libre de Covid-19 durante toda la misión”. 

Ejercicios navales 
Como buque de mando de la Agrupación Permanente de la OTAN, la “Álvaro de Bazán” alojó al contralmirante Manuel Aguirre Aldereguía y a su estado mayor, que dirigen las operaciones del grupo naval aliado. Buques de las marinas de Turquía, Rumanía, Bulgaria y Alemania han formado parte de un despliegue en el que, además de cumplir el objetivo principal de la misión, han realizado diferentes ejercicios navales –“Sea Breeze”, “Breeze”, “Dynamic Mariner”, “Dinamic Guard” y “Mavi Balina”–. La F-101 hizo escala en los puertos de Odessa, Burgas, Argel, Aksaz, Souda y Toulon, además de en Mahón, Cartagena y Rota, donde desembarcaron el equipo operativo de seguridad de Infantería de Marina y la dotación del helicóptero de la 10ª Escuadrilla de Aeronaves.

Comentarios