miércoles 12/8/20

En libertad con cargos el operario de Navantia detenido por la última protesta en el Concello

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, Carlos Suárez-Mira, decretó ayer la puesta el libertad con cargos de un operario de Navantia detenido horas antes por su supuesta participación en un incidente en el marco de las protestas que el pasado jueves frustraron la celebración de un pleno de la corporación municipal.

compañeros de juan carlos gritaron “eu tamén fun”, levantando los brazos
compañeros de juan carlos gritaron “eu tamén fun”, levantando los brazos

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, Carlos Suárez-Mira, decretó ayer la puesta el libertad con cargos de un operario de Navantia detenido horas antes por su supuesta participación en un incidente en el marco de las protestas que el pasado jueves frustraron la celebración de un pleno de la corporación municipal. Se le imputa un presunto delito de atentado por las lesiones sufridas por un agente de la Policía Local que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente a causa de un corte en el tendón del dedo índice de la mano derecha.
La detención de Juan Carlos, que trabaja como armador en el astillero ferrolano, se produjo a primeras horas de la mañana de ayer en su domicilio de O Val (Narón), por parte de tres agentes de la Policía Nacional.
El operario fue trasladado a la Comisaría y allí, en presencia del abogado de la CIG, se acogió a su derecho a no declarar, por lo que acto seguido fue llevado a la sede del juzgado de guardia, en donde sí respondió al interrogatorio. Según el propio imputado manifestó a este periódico, su participación en la protesta del pasado jueves consistió en asistir a un acto convocado por el comité de empresa de Navantia y a tratar de evitar que los agentes de la Policía Local que estaban cerrando la puerta del consistorio le causaran daño a un compañero al que le había quedado atrapada una mano.
En este sentido, Juan Carlos explicó que se dirigió a uno de los policías para advertirlo de la situación, momento en el que, por la fuerza que ejercían los que estaban fuera, la puerta se abrió y “saímos todos disparados para atrás”, apuntó, añadiendo que él solo le puso la mano en el hombro al agente para hablarle.
A raíz de la detención del trabajador, miembros del comité de empresa de Navantia se concentraron inicialmente ante la Comisaría, trasladándose después a los juzgados.
La totalidad de la plantilla del astillero también decidió sumarse a la concentración en apoyo del compañero detenido. Los trabajadores mantuvieron rodeado el Palacio de Justicia por espacio de algo más de una hora, por lo que el tráfico de vehículos quedó interrumpido temporalmente en las calles Coruña y Doctor Fleming.

Comentarios