• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

Emergencias de Narón eliminó un total de 274 nidos de avispa asiática desde principios de año

El Servizo de Prevención, Extinción de Incendios e Salvamento (Speis) de Narón realizó desde inicios de año un total de 274 intervenciones de retirada y eliminación de nidos de avispa velutina a lo largo de todo el término municipal, según informó ayer el concejal de Seguridade Cidadá y Protección Civil, Javier Sánchez Fojo.

Emergencias de Narón eliminó un total de 274 nidos de avispa asiática desde principios de año
Un miembro del Servicio naronés muestra una colonia de avispas velutinas | Speis narón
Un miembro del Servicio naronés muestra una colonia de avispas velutinas | Speis narón

El Servizo de Prevención, Extinción de Incendios e Salvamento (Speis) de Narón realizó desde inicios de año un total de 274 intervenciones de retirada y eliminación de nidos de avispa velutina a lo largo de todo el término municipal, según informó ayer el concejal de Seguridade Cidadá y Protección Civil, Javier Sánchez Fojo. El edil señaló durante su balance que la mayoría de estas acciones tuvieron lugar a partir del mes de mayo, dado que durante los meses de invierno estos agresivos hymenópteros se encuentran aletargados en nidos secundarios de difícil acceso.
Sánchez Fojo, que recordó la importancia de erradicar al insecto por el peligro que supone tanto para las personas alérgicas como para el propio medio ambiente –dado que es una especie invasiva que ataca a otras avispas locales y a abejas–, señaló que en la mayoría de los casos debía realizarse un control posterior. En cuanto a los métodos de eliminación, el concejal aseguró que en  muchas de las situaciones –133 de las 274– se realizó por métodos de trampeo en zonas donde ya se habían retirado nidos previamente, dado que siempre existe la posibilidad de que exista una colonia secundaria no detectada. En estos casos, además, se llevó a cabo el método de extracción con neutralización –en 93 de ellos–, un método por el cual se encapsula el nido y se introduce en un congelador durante unos días. Una vez todas las criaturas se encuentran heladas, la colonia se introduce en un horno especial y se crema para que no haya nuevos focos.
Otra opción para deshacerse de los nidos es la incineración “in situ”. Esta modalidad suele darse más en zonas forestales y durante horario nocturno, pues asegura que la mayoría de los insectos se encuentran en la colonia –evitando la creación de otra cercana–, a la vez que evita posibles ataques a la población, mucho más probables de realizarse en un área urbana. l