Martes 20.11.2018

El pleno del Concello rechaza el cierre del Parador y la pérdida de empleos

El pleno del Concello de Ferrol debatió ayer sendas mociones del BNG y el PP sobre el Parador cuyos puntos, votados separadamente, fueron finalmente aprobados. Así, todos los grupos apoyaron los acuerdos propuestos por los nacionalistas

El pleno del Concello de Ferrol debatió ayer sendas mociones del BNG y el PP sobre el Parador cuyos puntos, votados separadamente, fueron finalmente aprobados. Así, todos los grupos apoyaron los acuerdos propuestos por los nacionalistas, que pasaban por mantener el Parador de Ferrol y sus puestos de trabajo, reclamar medidas que potencien los establecimientos gallegos y demandar que cualquier plan se negocie con los sindicatos, mientras que uno de los puntos, en el que se insta a demandar al Gobierno la suspensión del plan de ajuste para mantener los paradores gallegos abiertos durante todo el año e impedir los despidos, salió adelante con el apoyo de BNG, PSOE, EU e IF.

Por otra parte, PP e IF aprobaron en solitario la propuesta popular de presentar un plan de reestructuración que garantice la viabilidad de la red y contaron con el apoyo del PSOE en su demanda de negociar un acuerdo para hacer frente a la difícil situación financiera “coa menor repercusión no emprego posible” y en la de permitir al establecimiento ferrolano el uso de los jardines de San Francisco. Otro de los puntos de la moción del PP, el mantenimiento de todos los Paradores, tuvo el apoyo de todos los grupos. El PSOE presentó dos enmiendas a la moción del BNG, la primera en contra de otra que tramitó el PP en el Senado en la que se admite la gestión directa o indirecta, que fue rechazada, y una segunda que abundaba en la necesidad de mejorar la gestión, que fue respaldada.

negociaciones

Por su parte, el comité intercentros y la dirección de Paradores se reunieron ayer a las once de la mañana con la intención de cerrar las negociaciones dentro del período de consultas del ERE que plantea la empresa. En dicho encuentro, la parte social presentó una contrapropuesta que consistiría en aplicar una regulacion temporal, que enviaría a todos los trabajadores a casa durante dos meses, con el cierre de todos los establecimientos en dicho período, a cambio de no realizar ningún despido y no aplicar nuevas bajadas de sueldo, aunque se deja abierta la puerta a una posible flexibilización de la jornada. Con ello, según explicaron fuentes sindicales, se conseguirían reducir los 19 millones de euros que, al parecer, se marca como objetivo el grupo público. Al cierre de este periódico las partes seguían reunidas.

Por otra parte, el ministro José Manuel Soria declaró ayer en a comisión de Industria, en el Congreso, que no se privatizará la red de Paradores, aunque señaló que “puede haber una gestión privada indirecta”.

Comentarios