• Martes, 23 de Octubre de 2018

El ejecutivo de Ferrol solicita el desahucio de un vecino de Recimil por la vía judicial

Un vecino del barrio de Recimil, de propiedad municipal, deberá abandonar su vivienda antes del 12 de octubre de acuerdo a un auto dictaminado por el juzgado de Primera Instancia número cuatro de Ferrol. Esta sentencia

El ejecutivo de Ferrol solicita el desahucio de un vecino de Recimil por la vía judicial
La vivienda del afectado se sitúa en la calle Pontedeume, detrás del mercado de abastos | daniel alexandre
La vivienda del afectado se sitúa en la calle Pontedeume, detrás del mercado de abastos | daniel alexandre

Un vecino del barrio de Recimil, de propiedad municipal, deberá abandonar su vivienda antes del 12 de octubre de acuerdo a un auto dictaminado por el juzgado de Primera Instancia número cuatro de Ferrol. Esta sentencia, con fecha del 12 de septiembre, fue solicitada por el propio consistorio de manera provisional en base a una decisión judicial de junio. De este modo, el juez ha señalado que el hombre, J.A.G.A., que habita en un piso de la calle Pontedeume, dispone de un mes para proceder al “desalojo de la vivienda que ocupa, retirando sus enseres personales, con apercibimiento de ser considerados abandonados en caso de no hacerlo”.
Esta decisión por parte del Ayuntamiento resultó muy criticada por parte de diversas entidades sociales, dado que el vecino estaría, presuntamente, en riesgo de exclusión social.
Por su parte, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, aseguró ayer durante una comparecencia desconocer por completo la situación y no tener constancia de que esta acción judicial se estaba llevando a cabo, señalando que los únicos planes del ejecutivo a este respecto están ligados a personas que supongan un riesgo para la convivencia de la vecinanza.
“Descoñezo a sentencia”, afirmó Jorge Suárez, “nos dende logo si que activamos un procedemento hai tempo para toda esas ocupacións ilegáis de persoas que ocasionen conflictividade para que desaloxen as vivendas pola vía xudicial. A día de hoxe non hai ningún lanzamento, non hai ningunha data para que o xulgado vaia expulsar a ninguén da súa casa. En todo caso, antes de que eso se produza o que se acreditará é que non haia ningunha situación de vulnerabilidade. Tamén hai que facilitar a convivencia de persoas maiores que habitan dende sempre o barrio que moitas veces ven perxudicadas a convivencia". l