sábado 04.04.2020

Dirección y sindicatos firman el ERE de renovación de la plantilla del grupo Navantia

Las salidas de los trabajadores de más de 61 años darán comienzo a partir del próximo día 30 de este mes

El Expediente afectará a 1.706 trabajadores de los siete centros españoles del grupo naval público | daniel alexandre
El Expediente afectará a 1.706 trabajadores de los siete centros españoles del grupo naval público | daniel alexandre

La dirección del grupo naval público Navantia y los representantes de los sindicatos con mayor representación en los diferentes centros de trabajo de la compañía firmaron durante la tarde de ayer el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) reflejado en el nuevo Plan Estratégico de la empresa y que supone la renovación de una buena parte de la plantilla.

En total 1.706 trabajadores se verán afectados por esta medida, que busca ofrecer la salida anticipada a todos aquellos que, a partir del día 30 cumplan 61 años o más. Este acuerdo se extenderá hasta el 31 de diciembre del año que viene, estableciendo que a finales de cada mes hasta la mencionada fecha abandonarán la compañía todos aquellos que cumplan el mencionado requisito, proponiendo por tanto un proceso de rejuvenecimiento escalonado.

El ERE afectará, por tanto, a los empleados de los siete centros de trabajo que tiene Navantia por toda España, es decir, los dos astilleros de la ría de Ferrol, los tres de Cádiz, las instalaciones de Cartagena y las oficinas centrales de Madrid.

El documento interno, al que tuvo acceso la agencia Europa Press, señala que se garantizarán las cantidades económicas a percibir por los empleados afectados, incluyendo complementos por parte de la compañía hasta alcanzar la edad de jubilación. Estos operarios, además, gozarán de los mismos beneficios sociales que el resto del personal en activo.

Por otra parte, el acuerdo determina que 97 de los operarios afectados por la salida anticipada deberán permanecer en la empresa por un período máximo de seis meses al “considerarlos imprescindibles para llevar adelante y terminar proyectos en curso”.

Este acuerdo, que en un principio no contó con el apoyo de los sindicatos al no usar como base el ERE de 2005 –una medida que finalmente no se tomó–, estipula también que se creará una comisión de seguimiento para velar por la correcta salida de los trabajadores.

Comentarios