martes 11/8/20

Los desahucios descendieron un 18% con respecto al año 2017

La inmensa mayoría son consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos
Desaucio  en la Travesía Moreno
Desaucio en la Travesía Moreno

El número de lanzamientos practicados en los juzgados de Primera Instancia e Instrucción del partido judicial de Ferrol –que agrupa a los concellos de Ares, Cabanas, A Capela, Fene, Ferrol, Mugardos, Narón, Neda, As Pontes, San Sadurniño, As Somozas y Valdoviño– descendió en 2018 un 18% con respecto al año anterior.

Las cifras del estudio “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, elaborado por el Consejo General del Poder Judicial, son las más bajas desde el año 2013, cuando el total de lanzamientos –acto posterior a la ejecución hipotecaria por el que se despoja a una persona de la posesión de un bien inmueble– fue de 156. A estos datos hay que sumar los que se registraron en el partido judicial de Ortigueira –integrado por los municipios de Cariño, Cedeira, Cerdido, Mañón, Moeche y Ortigueira– y una parte, no desglosada, del de Betanzos, al que pertenecen los concellos de Monfero y Pontedeume. En el área ortegana se pasó de dieciséis en 2013 a seis en 2018.

En sintonía con lo que ocurrió en el conjunto de Galicia, la mayor parte de los lanzamientos fueron consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, es decir, por el impago de las cuotas del alquiler. Así, el año pasado fueron 99 de un total de 120, por los 101 de un total de 140 registrados un lustro antes.

Tipología

Del resto de los lanzamientos, con apenas algunas excepciones, fueron consecuencia de procedimientos de ejecución hipotecaria, que se activa una vez que se produce el impago de entre tres y seis cuotas de préstamo y que promueve el banco remitiendo al juzgado una demanda para que se rompa el contrato de la hipoteca y con la que reclama el importe total del crédito, con intereses. En caso de que ni el propietario ni sus avalistas pudieran pagar el montante exigido, el inmueble pasa a subasta.

La ejecución, por tanto, es la notificación a los propietarios para que abonen la cantidad adeudada. El lanzamiento sería posterior a la ejecución, con un plazo de varios meses, y se refiere al acto por el que se despoja a una persona de la posesión material de un bien inmueble, en ejecución de una resolución dictada por la autoridad judicial.

En el caso del partido judicial de Ferrol, el número de ejecuciones en 2018 fue de 20, por las 35 de 2013. En el de Ortigueira se pasó de los 7 de hace cinco años a ninguno en 2018. En comparación con el ejercicio anterior, mientras que los lanzamientos por ejecución hipotecaria cayó a la mitad en 2018, los relacionados con la aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos pasó de 98 en 2017 a 99 en 2018.

Comentarios