miércoles 21.08.2019

Denuncian la espera de más de 800 días para una consulta de Urología en Ferrol

El paciente afectado ha dirigido una carta al conselleiro para criticar la falta de veracidad de las listas publicadas
Fotos Marcide CHUF
Fotos Marcide CHUF

Un paciente del área sanitaria de Ferrol ha denunciado públicamente, y también por carta al conselleiro de Sanidade, la falta de veracidad de las listas de espera hechas públicas por el Sergas cada seis meses. En concreto, J.J.M.S. se refiere a la espera por una consulta de Urología pedida el 10 de mayo de 2017 y que todavía no tiene fecha para su realización. Indica que tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata y que venía realizando consultas cada dos años hasta que se le indicó que tenían que empezar a ser anuales. Fue entonces cuando se hizo la petición que todavía no ha sido atendida. El paciente reclamó verbalmente en tres ocasiones y por escrito el 13 de septiembre de 2018. La contestación, un mes después, fue que la consulta estaba correctamente registrada y que, “teniendo en cuenta la prioridad establecida por el especialista, se le citará en cuanto sea posible”.

J.J.M.S. recuerda que los últimos datos del Sergas en cuanto a listas de espera fijan en una media de 78,3 días los datos de Urología y pone ejemplos propios de consultas en otros servicios, como el de Cardiología o Dermatología, en el que los tiempos de espera superan con mucho la media publicada. Añade información sobre su especialidad profesional, la oftalmología, en la que “en la mayoría de los casos conocidos por mí, en nada se corresponden con la realidad e incluso a los que en el servicio se les indica que tendrán que volver en un determinado plazo, pasan meses sin recibir la llamada a dicha nueva cita”.


J.J.M.S. añade en la carta dirigida a Vázquez Almuiña –que, explica, no ha sido contestada– que, aunque “un caso no hacen casos, son suficientemente explícitos para que los dolientes puedan sentirse ninguneados o engañados, según sus propias manifestaciones, que suelen escucharse en las salas de espera de los centros de salud”.

El paciente hace pública su situación “sin que me mueva ninguna motivación política, sino la mía personal y la de muchas personas que estarán en idéntica situación”.

Comentarios