domingo 20/9/20

Defensa reafirma que no hay planes a corto y medio plazo de sustituir al buque “Patiño”

Comité de empresa y sindicatos de Navantia apuestan por construir un nuevo BAC hasta las futuras F-110
Los sindicatos apuestan por la sustitución del veterano BAC “Patiño” | D.A.
Los sindicatos apuestan por la sustitución del veterano BAC “Patiño” | D.A.

La construcción de un nuevo Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC), que sustituya al veterano “Patiño” y que sirva de contrato puente para los astilleros de Ferrol hasta el inicio de las futuras fragatas F-110 sigue sin estar en los planes del Ministerio de Defensa. Según aseguraron fuentes de la cartera que dirige Margarita Robles, la fabricación de este navío, que serviría para asegurar la carga de trabajo en las factorías ferrolanas “sigue sin estar en los planes a corto-medio plazo” del Ministerio.

Ya en noviembre del año pasado, Defensa aseguró a este diario que no existían tales planes para un futuro cercano, pese a que, según el comité de empresa, el departamento castrense tenía entre sus objetivos la sustitución del mencionado buque. Y es que, como ya había señalado en su momento tanto el organismo de representación de los trabajadores como el resto de centrales sindicales, el “Patiño” es, de los BAC que posee en la actualidad la Armada, el único que no cuenta con doble casco.

Esta característica, obligatoria a día de hoy, impide que el navío pueda transitar o atracar en determinadas zonas, especialmente en múltiples puntos de la costa europea, lo que supone un grave inconveniente. Esta situación, sumada al hecho de que, tras la construcción de los dos AOR para Australia estarían avanzadas la mayoría de las labores de ingeniería, hacen de este buque el proyecto ideal para dotar de carga de trabajo a los astilleros de Ferrol.

La amenaza de subactividad hasta bien entrado 2022 es uno de los principales problemas a los que se están enfrentando las instalaciones de la ciudad naval, una realidad que podría suponer, según el comité de empresa, la pérdida de hasta 3.000 empleos en la industria auxiliar y una fuga a otras regiones de mano de obra especializada. l

Comentarios