lunes 16.09.2019

La corporación recordó en su aniversario a los fusilados del 36

El alcalde anunció que se colocará en el lugar de los asesinatos un elemento conmemorativo
La corporación municipal depositó unas flores en la tumba que recuerda a los asesinados
La corporación municipal depositó unas flores en la tumba que recuerda a los asesinados

Tal día como ayer del año 1936, el cementerio de Canido fue escenario del asesinato de 15 ferrolanos, fusilados sin juicio previo en un espacio en el que casi a diario se celebraban “paseos” de grupos enteros de presos que eran abatidos a tiros y depositados en una fosa común. De este camposanto pasaron las cenizas de estos ferrolanos al cementerio de Catabois, donde cuentan con una placa conmemorativa que recuerda, con nombres y apellidos, a estos fusilados de Ferrol y comarca.


En nombre del alcalde y de la corporación municipal se depositó ayer en el nicho número 937 una palma mortuoria en recuerdo de estos asesinados, entre los que se encuentran el que fue alcalde de la ciudad, Jaime Quintanilla Martínez, o el maestro Juan García Niebla, entre militantes políticos ferrolanos y feneses, trabajadores del naval o militares.

El alcalde, Ángel Mato, manifestó ayer su deseo de que en un futuro se les pueda rendir homenaje a todos ellos en el lugar en el que fueron asesinados, por lo que anunció que se instalará un elemento conmemorativo en la zona que ocupaba el cementerio de Canido.


Asimismo, se pretende que este espacio centralice los actos en memoria de todas las víctimas del levantamiento contra la República y de la dictadura.

Comentarios