lunes 16.09.2019

El contrato del refugio mancomunado de animales se resolverá en octubre

La gestión actual la lleva a cabo la empresa Más Cuidados, con la que se firmó en los últimos meses
El contrato del refugio mancomunado de animales se resolverá en octubre

El refugio de animales de Mougá continúa con su labor de acogida de animales, especialmente perros y gatos, hasta que encuentran un nuevo hogar, a través de adopciones. Lo hace pese a que actualmente no cuenta con un contrato en vigor para su gestión.


Hasta hace poco era la empresa pública Tragsatec la que se encargaba de la explotación, pero la ley de contratos públicos impide continuar con esta fórmula, por lo que ya se ha sacado a concurso la gestión del recinto. Será en octubre cuando se resuelva este contrato, tras haber modificado algunas cuestiones en el proceso de licitación.


El valor del servicio ronda los 800.400 euros para un plazo de cuatro años (unos 200.000 anuales), prorrogables uno más, y la firma que consiga la adjudicación deberá prestar los trabajos que se venían llevando a cabo en los últimos tres años. Además, la nueva contratación llevará implícita mejoras en las instalaciones, donde está previsto el montaje de un quirófano para cubrir las necesidades de los animales del refugio. La Mancomunidad prevé, asimismo, acometer obras de ampliación de las instalaciones actuales, para las que se dispone de crédito en el presupuesto de 2019 (en torno a 127.410,56 euros), tal y como se contempla en el pliego de condiciones para la licitación del servicio.


Por el momento, es la empresa Más Cuidados la que se encarga de la gestión, con el cobro de facturas por el servicio prestado a través de un contrato menor, y, como comprobó de forma directa el edil de Sanidade, Germán Costoya, el pasado viernes cuando visitó las instalaciones, está realizando un buen trabajo.


Aunque no es el Concello de Ferrol a quien compete de forma directa este servicio, sí se encarga del control debido a que las instalaciones se encuentran en su municipio, además de ser la cabecera de comarca y ostentar la presidencia del organismo supramuniciapl, al que corresponde la propiedad del refugio de animales.


La gestión de este centro ha conseguido que el número de adopciones aumente notablemente desde que comenzó su andadura en 2013. Así, si en ese año (desde julio) se adoptaron 58 animales, la cifra ha ido creciendo paulatinamente con 168 adopciones de perros, en 2014; 196, en 2015; 187, en 2016; 191 en 2017 y 243, contabilizadas el pasado año. En cuanto a felinos, las cifras son más oscilantes y se comenzó con 44 adopciones en el año 2013 hasta alcanzar en 2018 las 81. Los años 2015 y 2016 se superaron, sin embargo, las 100 cesiones de gatos a familias adoptivas.

Aunque el refugio también tiene capacidad para acoger a caballos, el año pasado no se abandonó ninguno ni se produjeron adopciones. Sí hubo en años pasados, hasta alcanzar los seis, la cifra más alta, en 2015.

Comentarios