jueves 17.10.2019

Continúa la huelga en Tecman-Rayma al no llegarse a un acuerdo en la mediación

Los 58 empleados de la UTE uniciaron el paro el 23 de septiembre por el despido de nueve compañeros
Los trabajadores en los primeros días de la huelga, que comenzó el pasado 23 de septiembre
Los trabajadores en los primeros días de la huelga, que comenzó el pasado 23 de septiembre

Los 58 trabajadores de Tecmam-Rayma, la UTE que se encarga de los trabajos de mantenimiento en los astilleros públicos de Navantia en Fene y Ferrol, siguen en huelga. La reunión que tuvo lugar ayer por la tarde entre los sindicatos y el comité, por una parte, y la gerencia, por la otra, en la Escuela de Relaciones Laborales del campus de Esteiro, y que finalizó poco antes de las 22.00 horas, concluyó sin avances de cara a la resolución del conflicto y con las mismas posturas con las que se había iniciado tres horas y media antes.

Hace algo más de tres semanas, la gerencia de la UTE decidió despedir a nueve trabajadores alegando una caída en la carga de trabajo debido a la subactividad de Navantia en estos meses. Desde los sindicatos y el comité se le afeó a la gerencia de la empresa que no informara al comité y que algunos de los despedidos se enteraran por una comunicación del banco.

Tampoco un ERTE

La huelga comenzó conjuntamente con los trabajadores de Indasa encargados a del mantenimiento de las cabinas de pintado en Navantia, que aquellos días anunció que rescindiría el contrato de seis de sus 14 empleados el 30 de septiembre, aunque finalmente su gerente renunció a ejecutarlos.

En el acto de mediación de ayer, el gerente de la UTE se enrocó en su postura de no readmitir a los nueve despedidos, y los sindicatos sostienen que sin su readmisión no hay posibilidad de levantar la huelga.

Tampoco entró a valorar la parte empresarial la propuesta, que dio a conocer la semana pasada el comité de empresa, de aplicar a toda la plantilla un expediente de regulación temporal de empleo –ERTE–.

Así las cosas, la huelga en la UTE Tecman-Rayma sigue adelante y entra ya en su tercera semana sin que, a corto plazo, se vislumbre la posibilidad de que las partes lleguen a un acuerdo.

Comentarios