domingo 05.07.2020

El Consello Galego de RRLL convoca hoy a sindicatos y a la UTE Tecman-Rayma a un acto de conciliación

La gerencia de la empresa ve necesario fijar unos servicios mínimos. El comité de huelga no lo comparte
Las plantillas accedieron a someterse al arbitraje en una asamblea celebrada el viernes
Las plantillas accedieron a someterse al arbitraje en una asamblea celebrada el viernes

A las 12.30 horas de hoy tendrá lugar en la sede de la UTE Tecman-Electrorayma un acto de conciliación organizado por el Consello Galego de Relacións Laborais a instancias de la empresa para tratar de establecer los servicios mínimos de la huelga indefinida convocada para las 06.00 horas de mañana lunes.

En el escrito de promoción del procedimiento de arbitraje, el gerente de la UTE, José Ramón Franco, esgrime como argumentos que en la convocatoria de huelga del día 16 “no se hace propuesta de servicios de seguridad y mantenimiento que son necesarios para la protección de las personas y de las instalaciones”, y remite al comunicado del comité de huelga en el que se manifiesta no haber llegado “a un resultado satisfactorio en los intentos de negociación con la empresa, cuando no se hizo ningún contacto con esta parte”.

La semana pasada, la UTE comunicó el despido a nueve trabajadores alegando falta de trabajo como consecuencia de la decisión de Navantia de reducir las tareas de mantenimiento de las instalaciones por subactividad. A la huelga no solo están convocados los empleados de la adjudicataria, sino también los de Indasa, encargada del mantenimiento de las cabinas de pintado, que rescindió el contrato de otros seis trabajadores por la misma razón. 

Desde CCOO se considera, con respecto a la UTE Tecman-Electrorayma, que “non existen razóns de falta de carga de traballo, pois Navantia non trasladou nin peche de centros nin recorte de tarefas”. Asegura el sindicato que se trata de despidos “basados nas estratexias de futuro que pode ter o xerente e que pasan por despedir para fulminar o dereito de subrogación conquerido no Convenio do Metal vixente”.

Comisiones critica que los despidos no hubieran sido informados al comité de empresa, “nin aos propios afectados, que acudiron a traballar o luns 16 e atopáronse coa tarxeta de entrada desactivada”. Además, señala que “é obvio” que el trabajo de la UTE de mantener Navantia Fene-Ferrol, una instalación con más de 1,3 millones de metros cuadrados, “non se pode facer con 42 persoas”. “Teñen arredor de mil ordes de traballo pendentes co persoal actual”, añade. 
En cuanto a Indasa, recuerda que “o mantemento é das instalacións e equipos das cabinas e, ademais, é este o mellor momento para desenvolver eses traballos”.

La CIG, por su parte, asegura que ni el comité de huelga ni el de la UTE consideran preceptivos esos servicios mínimos y esperan que el laudo “free as pretensións da empresa” y que no se “malgasten enerxías en cuestionar o lexítimo dereito á folga”.

La central nacionalista considera una “impertinencia a pretensión de fixar uns servizos mínimos para unha folga convocada por un colectivo de 70 persoas nun entorno de máis de 2.000”.

Comentarios