martes 18.02.2020

Concello y Memoria Histórica Democrática homenajean en San Felipe y Serantes a las víctimas del fascismo

Mato aseguró que “a Historia ten que servir de algo, ser unha lección para que estes feitos non se volvan repetir”
homenaje a Amada García –con la participación de familiares–  | jorge meis
homenaje a Amada García –con la participación de familiares– | jorge meis

El castillo de San Felipe y el cementerio de Serantes acogieron en la jornada de ayer los actos de homenaje a las víctimas del nazismo y del fascismo. La fortaleza ferrolana fue el escenario del acto oficial con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que comenzó con una breve conferencia del profesor de la UDC Alberto Sucasas sobre la realidad de la política nazi de exterminio y sus consecuencias, y a la que asistió también, además de representantes de los grupos municipales, alumnado del IES Leixa.

Posteriormente, seis estudiantes del citado centro educativo encendieron seis velas que representan otros tantos colectivos represaliados por el nazismo: los más de seis millones de personas asesinadas; el medio millón de niños y niñas judías que fueron aniquilados en los campos de concentración; el resto de colectivos que padecieron la barbarie –homosexuales, republicanos, inmigrantes, etc–; las personas que arriesgaron sus vidas por salvar a los perseguidos; los supervivientes del Holocausto y, la última, por la necesidad de combatir el negacionismo.

Tras calificar el Holocausto como “vergoña eterna”, el alcalde recordó a dos ferrolanos que perdieron la vida en Mauthausen en 1941, Manuel Pontes Palmeiro y Francisco Gómez Iglesias.

Amada García

Los actos volvieron por la tarde a San Felipe y después continuaron en el cementerio de Serantes, donde descansan los restos de Amada García. El alcalde, Ángel Mato, relacionó la liberación del campo de exterminio de Auschwitz hace 75 años – “aquilo que fixo darnos conta do ruín que pode ser un réxime totalitario como o nazi”, dijo– con “o que aconteceu aquí hai 82 anos da man doutros bárbaros”, señaló, en referencia a las ocho personas que, también un 27 de enero, “se enfrontaron a un pelotón de fusilamento e que só foron algunhas das miles que correron esa sorte no momento en que rematou o diálogo e a democracia”, afirmó Mato.

Una de estas personas fue Amada García, “unha muller”, señaló el alcalde, “que precisamente por selo pagou seguramente máis cara a defensa das súas ideas de liberdade e de progreso”. “Regresar aquí”, continuó Mato, “é a mellor forma de evitar que acontecementos coma este se volvan producir. É abraiante comprobar como en tan pouco tempo a dialéctica dalgúns volve empregar argumentos comparables aos do fascismo, incluso en democracia. A Historia ten que servir de algo, ser unha lección para que estes mesmos feitos non se volvan repetir”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Memoria Histórica Democrática, Manuel Pita, incidió en la necesidad de seguir mostrando a las generaciones jóvenes “los horrores del Holocausto y del fascismo” y alertó contra una modalidad de ceguera –“la que provoca el exceso de luz de las redes sociales”– que solo se puede combatir, señaló, “con educación y pensamiento crítico”.

Comentarios