sábado 24.08.2019

La CNMC autoriza el cambio de derechos de accionista de Sojitz en relación a Reganosa

El organismo determina que, tras la venta de muchos de sus activos, la japonesa no tendría conflictos de interés

El grupo japonés posee el 15% de las acciones de Reganosa | jorge meis
El grupo japonés posee el 15% de las acciones de Reganosa | jorge meis

El conglomerado empresarial japonés Sojitz, propietario de un 15% del accionariado de Regasificadora del Noroeste (Reganosa), podrá finalmente ejercer la plenitud de sus derechos con respecto a las operaciones y funcionamiento del operador gallego, según se plasma en la resolución del 21 de marzo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Cometencia (CNMC).

Este cambio de paradigma, reflejado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado día 12, viene a consecuencia de la gran venta de activos por parte de la corporación nipona a lo largo de todo el mundo, que aseguraría que la misma no tendría conflictos de interés en los diferentes mercados y que, por ello, no supondría un peligro en términos de competencia en el sector gasístico.

Así, tras la publicación de la resolución, Sojitz podrá disfrutar de “la totalidad de los derechos de los accionistas, incluido el de nombrar, designar o proponer a los miembros del consejo de administración de Reganosa y el de participar en las decisiones pertinentes de la Asamblea General”, tal y como detalla el documento.

Gran multinacional
El Grupo Sojitz es muy similar a otros gigantescos conglomerados internacionales que, pese a contar con operaciones a lo largo de todo el mundo y un capital social enorme, resultan completamente desconocidos para el gran público.

En el caso del sector del GNL, la corporación japonesa actúa como intermediaria en los negocios de la gallega en el continente asiático. No obstante, el hecho de que hasta hace poco contase con participaciones en yacimientos en Reino Unido o Estados Unidos hacía inviable que ejerciese plenamente sus derechos en Reganosa. Tras la venta de estos se considera muy reducida su capacidad de influencia en el mercado occidental.

Comentarios