viernes 25/9/20

El Club Montaña Ferrol alerta del estado de la ruta a San Andrés

Seis años después de dejar de cubrirla, la entidad volvió al recorrido centrada en sus reclamos patrimoniales
La marcha priorizó las visitas al patrimonio que salpica la ruta a lo largo de sus 50 kilómetros de itinerario | CLUB MONTAÑA FERROL
La marcha priorizó las visitas al patrimonio que salpica la ruta a lo largo de sus 50 kilómetros de itinerario | CLUB MONTAÑA FERROL

Cerca de medio centenar de personas convocadas por el Club Montaña Ferrol participaron en el día de ayer en la ruta-denuncia a San Andrés de Teixido desde el monasterio de O Couto para confirmar lo que ya intuían: el sendero creado, impulsado y divulgado desde hace más de dos décadas por la entidad con sede en Canido se encuentra en un estado de absoluto abandono. “Tanto”, aseguraba ayer su presidente, Xan Ramírez, “que hoxe en día unha persoa non o podería facer se non leva GPS ou algunha aplicación móbil para orientarse”.

Carteles ilegibles, señalización deteriorada o desaparecida, maleza invasora y un mantenimiento “practicamente inexistente” hacen de esta ruta, “unha das máis interesantes que temos nesta zona”, un camino de tránsito imposible. “Cando invistes cero euros, estas son as consecuencias. De pouco serve que gastes en folletos para presentar a Fitur”, denunció ayer el presidente de la entidad.

Aunque en total son unos 50 kilómetros de recorrido, la actividad de ayer discurrió a pie por los aproximadamente 23 kilómetros de mayor interés natural, paisajístico y patrimonial. “Evitamos os eucaliptais e o asfalto todo o que puidemos”, explicó Ramírez, que indica que el resto del trayecto se completó en autobús.

De interés patrimonial

En este caso, y a diferencia de las ocasiones anteriores en las que el club completó el recorrido, la ruta tenía otro objetivo. “Priorizamos o interese patrimonial do camiño”, señaló Ramírez, “e para iso contamos cunha especialista de luxo como é Mónica Dopico, que nos explicou moitas cousas que non sabiamos, sobre moitos bens que temos e que non coidamos como deberamos”. Además, recuerda, pudieron recuperar una antigua tradición, “a das antigas caldupeiras de Porto do Cabo que lles ofrecían o caldo aos romeiros, neste caso na Casa do Morcego”.

“Este itinerario ten, como sempre defendimos, moitas posibilidades desde o punto de vista turístico”, concluyó el presidente del Club Montaña Ferrol, “aínda que para iso fai falta un mínimo de interese”. l

Comentarios