• Miércoles, 15 de Agosto de 2018

La CIG pide a las plantillas de las auxiliares retomar las protestas

La CIG-Industria realizó ayer concentraciones y asambleas delante de las puertas de los astilleros de Ferrol y Fene

La CIG pide a las plantillas de las auxiliares retomar las protestas
Las plantillas de las auxiliares celebraron ayer asambleas con responsables de la CIG
Las plantillas de las auxiliares celebraron ayer asambleas con responsables de la CIG

La CIG-Industria realizó ayer concentraciones y asambleas delante de las puertas de los astilleros de Ferrol y Fene en demanda de la recuperación de los acuerdos de la industria auxiliar y por la mejora de las condiciones de seguridad y salud para los trabajadores y trabajadoras de las subcontratas de  Navantia.

El sindicato informó a las plantillas de la situación de “parálisis” en la que se encuentra la negociación de los pluses para los empleados de las auxiliares que trabajan en Navantia. La última oferta de la patronal proponía alcanzar gradualmente (en tres tramos, hasta 2019) las conocidas como “tablas de 2001”, algo que la CIG calificó de “insuficiente”. 

“Pasado un mes de esto, aún no sabemos nada y además CCOO y UGT están desaparecidas”, apuntó Vicente Vidal, secretario comarcal de la CIG-Industria. También advirtió que “la recuperación de los acuerdos del 2001 es una reivindicación viva, que no vamos a abandonar”.

Nuevos pliegos
El responsable sindical denunció que después de siete meses de negociaciones, “constantemente interrumpidas con absurdas excusas”, quedó de manifiesto “la falta de interés por solucionar el conflicto salarial”, y por aprovechar esa mesa para ahondar en temas como la formación, la prevención, o la  subcontratación”. 

Al tiempo, añadió Vidal, se están elaborando las nuevas condiciones de los pliegos de contratación de  Navantia “sin escuchar a la representación del personal y de espaldas a las empresas auxiliares de la comarca”. Ante esta situación, Vidal defendió que “hay que recuperar el camino de la movilización”, para romper con la parálisis tanto en la negociación con las auxiliares como en la  inacción por parte de la empresa principal, “que consiente en los abusos e incumplimientos de sus contratas”. Por ello, el sindicato pidió a Navantia que tome parte en este conflicto “de una forma proactiva” si quiere mantener su liderazgo en el sector.