Jueves 25.04.2019

La CIG acusa al grupo Malasa de estar realizando un ERE encubierto en Noa Madeira

La compañía matriz estaría tratando de continuar el  proceso extintivo paralizado a finales del año pasado

Asamblea de trabajadores el pasado noviembre tras el aviso del ERE | jorge meis
Asamblea de trabajadores el pasado noviembre tras el aviso del ERE | jorge meis

El sindicato CIG denunció ayer que el grupo cercedense Malasa, propietario desde el pasado verano de la compañía Noa Madeira Creativa, con sede en el polígono Vilar do Colo, está realizando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) encubierto tras la paralización de este proceso a finales de 2018.

La entidad aseguró por medio de un comunicado de prensa que, desde inicios de 2019, se están realizando despidos y no renovando contratos temporales en la empresa fenesa, señalando que, a día de hoy, más de 40 trabajadores han dejado su empleo. De esta forma, el sindicato señaló que la compañía matriz está continuando con sus planes de deshacerse de una buena parte de su plantilla sin tener que iniciar un nuevo ERE extintivo.

Menor carga de trabajo
Los problemas en el seno de la compañía de Vilar do Colo comenzaros, asegura la CIG, tras la compra de ésta por parte del grupo Malasa, cuya principal actividad es la construcción de tiendas para Inditex. El ente señala que la empresa fenesa había cerrado el año anterior con un record de beneficios, por lo que rechaza el argumento de la cederense de un descenso en la carga de trabajo.

El sindicato señala que el grupo Malasa es infame en el gremio por las malas condiciones laborales a las que somete a sus empleados y sospecha que la intención detrás del ERE era la implantación de su modelo productivo en Noa Madeira Creativa.

Además, la CIG denunció que una buena parte de la mencionada carga de trabajo está siendo desviada a las instalaciones del grupo en Cerceda, aumentando así su producción a costa del futuro empresarial de la compañía afincada en Fene.

Comentarios