jueves 09.04.2020

La cifra de ingresos en Ferrol se dispara y fallece una persona más

La quinta víctima del coronavirus en Ferrolterra era un hombre de 87 años, vecino del municipio de Ortigueira
La carpa permite la distribución de las bolsas a los usuarios en las mejores condiciones higiénicas | d. alexandre
La carpa permite la distribución de las bolsas a los usuarios en las mejores condiciones higiénicas | d. alexandre

Más de la mitad de las personas que han dado positivo en coronavirus en el área sanitaria de Ferrol están ingresadas en el CHUF. Las cifras dieron ayer un salto que se esperaba desde hacía días y que no solo responde al aumento de las pruebas (sumando las del test en el auto se pueden llegar a hacer hasta un centenar cada día), puesto que los ingresos también se han incrementado de forma notable. Se confirmaron 49 positivos, de los que 19 están en sus domicilios (la misma cifra que el día anterior) y 30 hospitalizados en el Arquitecto Marcide. De ellos, ocho necesitan cuidados intensivos y 22 están en planta. Aunque la confidencialidad exigida a las autoridades sanitarias no permite dar datos que expliquen este alto índice de hospitalización, puede ser debida a la elevada edad de la población en las tres comarcas. 

La peor noticia, sin embargo, fue la muerte de otra persona con coronavirus, la quinta desde que esta semana aparecieron los primeros fallecidos. En este caso se trata de un hombre de 87 años, que estaba ingresado en el CHUF y que, según los informes médicos, tenía patologías previas. Era vecino de Ortigueira, un municipio en alerta después de que desde el consistorio confirmasen hasta tres puntos distintos desde los que se podría haber extendido la infección.

Más controles en Ortigueira 
Ortigueira concentra varios de los casos confirmados en Ferrolterra. Desde el Concello se indicaba ayer que había cinco positivos activos, todos ingresados, además del hombre fallecido. El alcalde, Juan Penabad, trasladó su pésame a la familia y mostró su solidaridad con todos los afectados por la situación. Explicó que hay además varias personas de la localidad en cuarentena a la espera de que se realicen más pruebas. Se estudian los casos de quienes participaron en una excursión del Imserso, de los presentes en un baile el jueves 12 y del entorno de un residente que regresó a la localidad desde el extranjero.

Mientras crece la preocupación en la localidad, aumentan también las medidas de limpieza y de control en la vía pública. Se intensificará la vigilancia para que no se rompan las normas de confinamiento vigentes. El número de denuncias supera las 40, incluyendo a un establecimiento. Desde Alcaldía recuerdan que las multas pueden tener cuantías de entre 600 y 30.000 euros.

También se redoblarán los esfuerzos de limpieza y desinfección, sobre todo en los lugares relacionados con los tres focos de los que surgieron los casos positivos en el municipio.

Comentarios