Viernes 14.12.2018

El CFR ofertará el curso del proyecto LÓVA que introduce la ópera como vehículo de aprendizaje

El proyecto LÓVA, una iniciativa pedagógica que apuesta por la ópera como vehículo de aprendizaje en el aula y que en España tiene en el Teatro Real de Madrid su principal motor

Pedro Sarmiento, coordinador del proyecto, visitó esta semana el CFR y los colegios implicados 	j..m.
Pedro Sarmiento, coordinador del proyecto, visitó esta semana el CFR y los colegios implicados j..m.

El proyecto LÓVA, una iniciativa pedagógica que apuesta por la ópera como vehículo de aprendizaje en el aula y que en España tiene en el Teatro Real de Madrid su principal motor, comenzó a sonar en la comarca de Ferrolterra hace un par de años de la mano del CPI San Sadurniño.
Este curso se ha sumado el CPI As Miradas de Ares y el próximo lo harán aquellos colegios cuyo profesorado decida participar en el curso de verano que los impulsores de esta innovadora propuesta pedagógica impartirán en el mes de julio en Ferrol.
Bajo la organización del Centro de Formación e Recursos (CFR), la ciudad se convertirá así, junto al Teatro Real de Madrid, el Palau de Illes Arts de Valencia y el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, en una de las cuatro únicas sedes donde se desarrollará. “Es un auténtico lujo para Ferrol”, comenta el asesor del CFR ferrolano, José Sordo.
El coordinador del programa, Pedro Sarmiento, estuvo precisamente estos días en la ciudad para visitar los dos colegios inmersos en este proyecto promovido por el Teatro Real y de paso avanzar en la organización de la acción formativa. Esta tendrá carácter intensivo.
“Es un curso muy especial porque tiene una implicación de los docentes total. Son ocho días consecutivos, incluido sábado y domingo, mañana y tarde. Los centros asumen además el compromiso de aplicar el proyecto en el aula en el curso 2017/18. Estamos todavía en proceso de selección porque el número máximo de plazas es de 26”, explica Sordo.

DOCENCIA
Será impartido por Mary Ruth McGinn, maestra de primaria en la escuela pública de Estados Unidos que después de formarse en el programa Creating Original Opera (COO) del Metropolitan de Nueva York y de aplicarlo en su aula, llegó al Teatro Real de Madrid con una beca Fulbright para difundir esta metodología pedagógica entre los docentes españoles.
Le acompañará en la docencia del curso Peter Hoyle, autor de documental, formado en Boston como artista visual (School of the Museum of Fine Arts y Tufts University) y formador del Lóva desde 2009.
En el proyecto LÓVA, el alumnado, guiado y dirigido por el profesorado, se constituye como una compañía de ópera para crear, desde cero, su propia obra. Los alumnos, situados en el primer plano del proceso de aprendizaje, desarrollan todas las tareas que este cometido comporta: desde la creación de la pieza, el diseño de la escenografía, la composición de la música, la confección del vestuario, los trabajos de iluminación y electricidad y la campaña de difusión de su ópera.
En esta iniciativa, el aula se abre a las emociones, a la imaginación, al esfuerzo compartido y al descubrimiento y aceptación de las capacidades de los propios alumnos. “Una cosa que hay que agradecer a los profesores implicados en el proyecto es que precisamente saben ceder ese protagonismo a los niños, dejar que éstos se expresen y hablen, propongan, etc.”, comenta Sarmiento.

POTENCIALIDADES
Según Pedro Sarmiento, pianista de jazz, profesor de música y gestor de proyectos educativos, “hay una tendencia a pensar que, como aparece la palabra ópera, se trata de un proyecto de educación musical pero esta es solo una de las pequeñas palancas para propulsar el desarrollo emocional, cognitivo, el crecimiento personal, la conciencia del otro y en equipo y las competencias clave, ya que abarca cosas muy variadas porque hay niños que en la compañía de ópera van a desempeñar la profesión de electricistas, otros van a ser periodistas, otros los encargados de la producción, hay vestuario, maquillaje, etc. “Todos los niños son importantes en la compañía. Y todos son necesarios para conformar el equipo. La ópera se convierte en una excusa para el aprendizaje. El componente artístico añade una parte emocional que es indiscutible pero el arte no es el protagonista del proyecto”, explica.
En España, LÓVA se implantó por primera vez en el curso 2007/2008, cuando un reducidísimo grupo de docentes pusieron en marcha el proyecto en tres aulas.

CENTROS
En la actualidad, son ya 120 los centros implicados. “Se han hecho 225 óperas, 225 compañías que han creado su propia ópera y que la han estrenado, y son 6.000 alumnos los que han hecho LÓVA”.
Y todo ello, destaca Sarmiento, gracias al esfuerzo y compromiso de los docentes, cuyas ansias por innovar y por avanzar en los métodos pedagógicos los empuja a embarcarse en proyectos que, sin duda, requieren de un gran esfuerzo. “Todo esto ha pasado porque hay docentes que han visto esta propuesta y han dicho esto es lo que yo quiero hacer, porque una vez que se forman se van a sus centros y con apenas ayuda, a veces ninguna más que la formación, desarrollan el proyecto y le dedican el curso entero y varios cientos de horas a un gran esfuerzo por parte del docente”,destaca el coordinador del programa.
Valora además la apuesta del CFR de Ferrol por ofertar un curso en el que desde 2009 se han formado cerca de 300 profesores en toda España.
El LÓVA (La Ópera, un Vehículo de Aprendizaje), que tiene su origen en un proyecto educativo que Bruce Taylor y Joann Forman crearon para la Opera de Seattle en los años 70 y que en los 80 amplió el Metropolitan Opera Guild de Nueva York, constituye uno de los trabajos por proyectos con mayor difusión internacional y de referencia para el desarrollo de la conciencia y la expresión cultural en las aulas.

Comentarios