martes 26.05.2020

Cerca de 700 ponteses expresan su rechazo al V convenio marco de Endesa

La manifestación recorrió parte del casco urbano de la villa con el eslogan “Non é un convenio, é un roubo”
La tarifa eléctrica de empleados y las ayudas al estudio centraron las críticas de los manifestantes | jorge meis
La tarifa eléctrica de empleados y las ayudas al estudio centraron las críticas de los manifestantes | jorge meis

Alrededor de 700 vecinos y vecinas de As Pontes, trabajadores en activo y pasivos de la central térmica en su inmensa mayoría, se manifestaron en la tarde de ayer en el casco urbano del municipio para expresar su rechazo al contenido del V convenio marco de Endesa que se aprobó la semana pasada apenas unas horas después de conocerse el laudo arbitral del exministro Manuel Pimentel.

Con el apoyo de parlamentarios como Xosé Luís Rivas, “Mini”, del BNG, los manifestantes salieron a la calle un día después de una asamblea multitudinaria en la carpa del colegio Santa María, en la que votaron masivamente en contra del texto que regulará las condiciones laborales y sociales hasta 2023 –2024 en el caso del acuerdo de garantías– y que, según explicaban algunos de los asistentes, es especialmente lesiva en lo concerniente a los beneficios sociales. La tarifa eléctrica de empleado –que reduce drásticamente su bonificación tanto en consumo como en potencia contratada– o las ayudas al estudio –que pasan, en el caso de As Pontes, del 60% de los gastos académicos de los hijos e hijas, a un máximo de 400 euros anuales– centran las críticas a un convenio marco que, denuncian, no fue consultado a las personas que en el presente, como trabajadoras en activo, o en el pasado formaron parte de la masa social de Endesa.

Atraco, “navallada” o “roubo” fueron algunas de las palabras que los manifestantes, y también los representantes de los sindicatos convocantes –todos, con la excepción de UGT, cuya dirección en Madrid firmó el texto la semana pasada–, emplearon para definir su postura con respecto a las condiciones establecidas en el V convenio marco. 

Vía judicial 
En consonancia con lo que se había expresado en asamblea el pasado miércoles, los sindicatos anunciaron que agotarán todas las vías, incluida la judicial –los gabinetes de las centrales estudian ya la manera–, para tumbar algunos de los aspectos más controvertidos, aunque son conscientes, tal y como manifestaron ayer al término de la movilización, en la Praza do Carme, que la impugnación total es imposible.

Además, en las próximas semanas se concretará un calendario de protestas y medidas a tomar, con la advertencia a todas las personas presentes de que no firmen ningún papel que se les presente para cambiar la tarifa eléctrica, como, al parecer, ya se está haciendo vía telefónica. 

Las críticas también se dirigieron hacia UGT-Endesa en Madrid, a la que acusaron de “traizoar” los intereses de las vecinas y vecinos de As Pontes. “É a maior navallada que recibiu este concello na súa historia”, aseguró uno de los sindicalistas históricos, Fermín Paz. Tanto él como sus compañeros de otras centrales recordaron que hay elecciones sindicales el 19 de febrero e invitaron a todos los activos a “reflexionar con calma sobre quen queremos que nos represente”.

Comentarios