• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

El Carvalho Calero y Porta Nova, en deterioro por falta de mantenimiento

Los socialistas denuncian la ausencia de los contratos básicos en ambas instalaciones

El Carvalho Calero y Porta Nova, en deterioro por falta de mantenimiento
El interior del centro comercial está prácticamente vacío y los locales sin adjudicar a entidades del concello como estaba previsto | jorge meis
El interior del centro comercial está prácticamente vacío y los locales sin adjudicar a entidades del concello como estaba previsto | jorge meis

Las instalaciones municipales de la plaza de O Inferniño, el centro cultural Carvalho Calero y Porta Nova, continúan su deterioro sin apenas actividad y sin la prestación de los servicios básicos, como el mantenimiento o la vigilancia que se encuentran sin contrato en vigor. A estos dos se suma la falta de gestión del estacionamiento subterráneo, que hace que las instalaciones estén cada vez más abandonadas.
Sobre estas cuestiones llamó ayer la atención del grupo socialista, que instó al ejecutivo de Jorge Suárez a tomar medidas para evitar esta situación. De este modo, el concejal Germán Costoya pidió al equipo de Ferrol en Común “un mínimo de dignidade cara aos veciños e que non dilapiden os cartos que todos os ferroláns teñen invertido en mellorar a nosa cidade”. Por eso, pide al gobierno “cataléptico” que haga algo que pueda definirse como “xestión municipal”. 
Sin actividad 
Costoya recordó que ambos edificios se encuentran abandonados por el ejecutivo de Suárez, ya que, a lo largo de este mandato, no se ha realizado ninguna actuación de mejora, por lo que, lejos de permanecer tal y como estaban en 2015, se encuentran todavía peor.
En relación a Porta Nova, recordó que se encuentra sin servicio de mantenimiento, ni propuesta de solución por parte del gobierno. Tampoco cuenta con contrato para la gestión del parking ni con vigilancia de las instalaciones. Costoya apuntó, en este sentido, que el gobierno no cuenta con solventar esta última situación antes de fin de año, por lo que los trabajadores de la empresa que realizaban la seguridad anteriormente ni siquiera podrán ser subrogados, porque concluyeron su contrato a finales de 2017, “polo que probablemente terán que acudir á vía legal para conseguilo”, apuntó el edil socialista.
Con respecto a las instalaciones de lo que sería el centro comercial, el concejal del grupo socialista recordó que solo está operativo el supermercado y un establecimiento más, cuando se había prometido un centro de coworking, así como la cesión de los locales vacíos a entidades de la ciudad que no disponen de sede. Aunque se elaboró un pliego para que las asociaciones interesadas pudiesen optar estos espacios, no se continuó con su tramitación y el proceso se encuentra sin concluir. Actualmente, Porta Nova acoge la sede de la escuela de ajedrez y de una rondalla musical. l