JUAN JOSÉ BURGOA

Bonifacio Borreiros

Bonifacio Borreiros Fernández, médico de profesión y político de vocación, nació en Narón el 1 de agosto de 1955. Después de efectuar los estudios de bachillerato en el colegio ferrolano Tirso de Molina,

Bonifacio Borreiros Fernández, médico de profesión y político de vocación, nació en Narón el 1 de agosto de 1955. Después de efectuar los estudios de bachillerato en el colegio ferrolano Tirso de Molina, pasó luego a estudiar la carrera de Medicina y Cirugía en la Universidad de Santiago de Compostela, licenciándose y obteniendo el título de sobresaliente en el curso de doctoramiento. Realizó igualmente estudios de Historia y Estructura de la Economía en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la misma universidad.
Bonifacio Borreiros estuvo interno en el Departamento de Histología y Anatomía Patológica, siendo luego durante tres años profesor ayudante de Clases Prácticas en la Universidad de Santiago. Ejerció posteriormente su profesión de médico en Pontevedra y A Coruña, siendo nombrado por oposición el año 1984 profesor de Tecnología Sanitaria, al tiempo que dirigía varios cursos sanitarios y publicaba más de una docena de trabajos científicos de su especialidad.
Durante su estancia como estudiante en Santiago, desde los diecisiete años militó en organizaciones de carácter progresista, siendo elegido delegado de la Universidad y candidato de la Plataforma Democrática Gallega en la histórica Reunión General de Universidades del año 1974. Una vez legalizado el Partido Socialista de Galicia, Bonifacio Borreiros fue nombrado miembro de su Comisión Ejecutiva y Secretario político para temas de la Universidad, tomando parte en la campaña electoral de junio de 1977 en la misma ciudad de Santiago de Compostela.
Borreiros Fernández fue elegido diputado por el PSdeG-PSOE en el Parlamento de Galicia, siendo nombrado Director General de Cultura de la Xunta de Galicia entre los años 1990 y 1993, cuando el coruñés Fernando González Laxe era el Presidente de la institución autonómica. Fue también portavoz de Cultura e Industria del Grupo Socialista del Parlamento gallego.
En las elecciones al Congreso de los Diputados de la nación, celebradas en octubre de 1997, Bonifacio Borreiros fue elegido miembro del Congreso en su VI Legislatura hasta enero de 2000, siendo nombrado vocal de las Comisiones de Defensa, de Economía, Comercio y Hacienda, y de Investigación Científica y Desarrollo. Con posterioridad fue nombrado Presidente de la Agrupación Socialista Ferrolana.
En las elecciones municipales del año 1999 fue el candidato del PSdeG-PSOE para el Concello de Ferrol. Como resultado de las elecciones y tras el pacto con el Bloque Nacionalista Galego, Bonifacio Borreiros fue el primer teniente de Alcalde y concejal de Cultura con Xaime Bello al frente de la Alcaldia, cargos que ejerció durante más de un año hasta que fue sustituido por su compañero Amable Dopico. Expedientado por su propio partido, abandonó el Partido Socialista de Galicia en febrero de 2003, encabezando la candidatura de Acción Ciudadana en las siguientes elecciones municipales de Ferrol, aunque no consiguió alcanzar el escaño.
Tanto en su etapa de Director General de Cultura en Santiago desde el año 1990 como de Primer Teniente de Alcalde de Ferrol, con Xaime Bello al frente de la Alcaldía, entre los años 1999 e 2003, ejerció una labor de gran importancia e interés en el plano cultural. Como ejemplo de los trabajos realizados en esta época en Ferrol cumple recordar el apoyo proporcionado a la rehabilitación del Teatro Jofre, a la conversión del antiguo Hospital de Caridad en un Centro Cultural Municipal, al levantamiento de la escultura de Xoan X. Braxe en recuerdo de los sucesos del 10 de marzo de 1972 en el barrio de Recimil, al mecenazgo de la obra de los artistas plásticos locales, a la labor llevada a cabo por las asociaciones culturales y vecinales de la ciudad, y su apoyo al trabajo específico de la Fundación Ferrol Metrópoli en pro de la petición de Patrimonio de la Humanidad para la ciudad ilustrada.
En su etapa de concejal de Cultura de Ferrol, Bonifacio Borreiros hizo una meritoria utilización del Centro Cultural de la calle del Hospital, siendo ejemplo de ello la destacada colocación en su patio del Cristo de la Tahona, una joya medieval del arte popular gallego, una vez que consiguió recuperar el crucero de su pertenencia a manos privadas, o la exposición pública de una pintura de gran interés de Ferrol: el magnífico y amplio cuadro de Agustín Robles conocido por “El Descendimiento”, una obra del año 1816 procedente del altar de la capilla del antiguo cementerio de Canido. Más tarde, los sucesivos responsables de la concejalía de Cultura convirtieron a la hermosa escultura medieval en el triste ejemplo de un Cristo Errante, mientras arrumbaban el notable cuadro del siglo XIX de Agustín Robles en algún almacén del Concello.
Otra notable muestra del intenso trabajo llevado a cabo por Bonifacio Borreiros en su etapa de concejal ferrolano fue la creación durante el año 1999 de la colección “Ferrol en tempo de Historia”, una notable serie de publicaciones que fueron el único intento serio de editar una serie de obras relativas a la historia y el patrimonio de nuestra ciudad. A lo largo de los 18 títulos que integraron la colección se publicaron biografías de personajes de la ciudad como las de Benito Vicetto, Lucas Labrada y Francisco Suárez, retazos de nuestra historia como el Desembarco Inglés en Doniños o temas del patrimonio cultural de Ferrol como el yacimiento arqueológico de Santa Comba en Covas, todas ellas obra de historiadores e investigadores ferrolanos. Desafortunadamente, la citada colección no tuvo luego la debida continuidad.
Casado con Ana María Agra, Bonifacio Borreiros Fernández falleció el 5 de diciembre de 2006, tras una larga enfermedad, en su casa del lugar de Prioiro, Covas, siendo enterrado con asistencia de numerosos amigos en el cementerio de San Xulián de Narón. Ferrol tiene con Bonifacio Borreiros la deuda de un merecido homenaje; la actual propuesta de darle su nombre al Auditorio Municipal ferrolano sería el mejor recuerdo de una persona que tanto trabajó en pro del Patrimonio Cultural de Ferrol.


[email protected]