jueves 3/12/20

El BNG cuestiona a la Xunta sobre posibles ayudas recibidas por Malasa y Noa Madera

Los nacionalistas presentaron esta semana una batería de preguntas sobre la situación de la factoría fenesa
Protesta de los trabajadores de Noa Madera el pasado verano frente al consistorio de Fene | daniel alexandre
Protesta de los trabajadores de Noa Madera el pasado verano frente al consistorio de Fene | daniel alexandre

El conflicto laboral en torno a la compañía fenesa Noa Madera Creativa y su empresa matriz, el Grupo Malasa, volverá a la agenda del Parlamento de Galicia gracias a dos baterías de preguntas –orales y escritas– presentadas por el BNG y centradas en posibles ayudas económicas recibidas en el pasado por ambas entidades.

Las cuestiones, formuladas bajo registro por el diputado Ramón Fernández, tienen como objetivo aclarar si la administración conoce la extensión del conflicto laboral que se está viviendo en la empresa de Vilar do Colo y si esta o su matriz percibieron fondos públicos en la última década. Tal y como recordaron los nacionalistas, desde el momento en el que Malasa adquirió al que hasta aquel momento era su competidor directo –en agosto de 2018–, “deron comezo os axustes de persoal”, los cuales, apuntan “foron a máis” con el paso del tiempo.

El fondo de estas preguntas, apuntan desde el BNG, es que “a empresa Malasa ten un historial de precarización das condicións de traballo (...), algo que debería resultar incompatible coa percepción de axudas públicas”. Es por ello que, en esta interpelación, los nacionalistas cuestionan al Gobierno gallego sobre temas como el portafolios de ambas empresas y la evolución de sus cifras de empleo en la última década –Noa Madera, por ejemplo, desarrolló numerosas tiendas para Inditex–; si alguna de ellas recibió ayudas públicas y en el marco de qué programas; o si dichos subsidios son compatibles con el desmantelamiento de una por parte de la otra.

Comentarios