jueves 23.01.2020

El “Blue Star” se mueve, pero no logra ser reflotado en el primer intento

Las olas fueron menores de lo esperado pero durante la pleamar la popa se desplazó diez grados a babor
Los remolcadores trabajaron durante la pleamar, en presencia de numerosos curiosos, pero solo consiguieron desplazar el buque unos ocho metros, ya que no se dieron las condiciones de oleaje esperadas   | daniel alexandre
Los remolcadores trabajaron durante la pleamar, en presencia de numerosos curiosos, pero solo consiguieron desplazar el buque unos ocho metros, ya que no se dieron las condiciones de oleaje esperadas | daniel alexandre

Esta semana se presenta crucial para el rescate del buque quimiquero “Blue Star”, encallado en la costa aresana, en la zona de As Mirandas, desde el pasado 22 de noviembre. 

Las altas mareas y el fuerte oleaje esperado para estos días cumplen las condiciones adecuadas para poder reflotar el barco, aunque el primer intento, realizado a las 14.22 horas de ayer –pleamar–, resultó fallido y habrá que esperar hoy al próximo pico de marea alta para intentarlo, coincidiendo ya con la madrugada.

En la mañana de ayer y desde hace días, todo estaba preparado para el rescate, con la llegada de los dos grandes remolcadores  “Union Pricess” y “Boka Pegassus”, que se unieron al “Vehintiocho” y el “Don Inda” que se encuentran desde hace tiempo en la zona del siniestro.

Sin embargo las olas fueron bastante más escasas y mucho menores de las que se requería –ya que no superaron los dos y tres metros–. Aun así, se llevó a cabo el mecanismo de rescate previsto, con la actuación de los dos buques de salvamento, que tiraron del barco coincidiendo con el momento álgido de la pleamar y con el momento en que las olas levantaban el buque quimiquero. 

Los resultados de la operación consiguieron que la popa del barco se moviera unos diez grados hacia babor. Paralelamente, desde el interior del barco se inyectó aire comprimido dentro de los tanques de lastre, ya que con las grietas podían llenarse de agua, algo que con el aire se expulsa y se ayuda a elevar el buque y ganar flotabilidad.

Una vez pasada la pleamar y en vista de que las olas no eran lo suficientemente fuertes, las estachas fueron recogidas y la “misión” se daba por concluida en esta primera oportunidad. En las siguientes horas se estudiaba si se volvía o no a realizar un nuevo intento con la siguiente pleamar, prevista para las 2.46 horas.

Pasadas las tres de la tarde, comenzaron los trabajos para poder restablecer la colocación de la tirolina con tierra y, de esta forma, permitir que los operarios que estaban a bordo abandonasen el buque. La empresa SMIT Salvage, estudiará todos los factores que se dan en esta operación y decidirá cual será el siguiente paso a poner en marcha.

En la zona también continúan el remolcador ‘Vehintiocho’, que está siendo utilizado como buque de apoyo en estas labores y el remolcador ‘Don Inda’, de Salvamento Marítimo, que también está en la zona del siniestro.

Aunque no se logró el objetivo final de alejar al “Blue Star” de la costa e iniciar el reflotamiento, como se pretendía, el intento de ayer dio sus pequeños frutos que, como valoró el propio alcalde de Ares, Julio Iglesias, “permiten ser optimistas, porque las mareas van a más y la previsión es que las olas también”. 

Seguridad
El regidor aresano quiso recordar además, desde el lugar del siniestro, que la zona está perfectamente señalizada y balizada, por lo que pidió a la ciudadanía y a los múltiples curiosos que desde finales del noviembre acuden a la zona para ver la situación del barco, que respeten las señales y que ninguna persona o vehículo ajeno al rescate entre en la zona restringida. Asimismo, pidió que ningún vehículo traspase las señales de prohibición “y mucho menos para luego aparcar en alguno de los márgenes de la calzada pudiendo dificultar así la circulación de vehículos de emergencias o de tráfico pesado. Las señales están ahí por razones de seguridad y deben ser respetadas para favorecer los trabajos”, apuntó el alcalde de Ares.

Comentarios