domingo 25.08.2019

Las ayudas de emergencia social han consumido en seis meses más de la mitad de la cantidad presupuestada

Las subvenciones para medicamentos y alimentación infantil se acercan ya al tope fijado en la convocatoria
Las ayudas para los gastos de la vivienda suman en 2019 más de 51.000 euros y el pago de luz y gas, más de 25.000 | d.a.
Las ayudas para los gastos de la vivienda suman en 2019 más de 51.000 euros y el pago de luz y gas, más de 25.000 | d.a.

Las ayudas que Benestar Social otorga para situaciones de emergencia social han cubierto ya el 53,72% de la cantidad presupuestada. Son subvenciones que se destinan a paliar situaciones puntuales de desamparo en relación con necesidades básicas como la alimentación, las ayudas a la vivienda, el acceso a medicamentos o el pago de servicios como la luz o el gas. Pueden solicitarse durante todo el año y, en 2019, cuentan con una partida de 505.262,64 euros, según publicó el Boletín Oficial de la Provincia en junio. Hasta la fecha se han consumido 271.438,08 euros, lo que supone un 53,72% del total. 

La ayuda para cubrir necesidades básicas, principalmente alimentación, es la que está más cerca de llegar al límite. Se presupuestaron 180.000 euros y se han consumido, en lo que va de 2019, un total de 163.125 euros. En 2018 esta partida fue también la más importante y se llegaron a destinar 227.980 euros.

La concejala de Benestar Social, Eva Martínez Montero, asegura que todas las personas que lo necesiten y que cumplan los requisitos dispondrán de esas ayudas. Pese a todo, muestra su preocupación por esta tendencia al aumento en esta cobertura, que es el reflejo de una complicada situación social en una ciudad con una población envejecida y con un elevado desempleo. “Me preo-cupa porque el objetivo último de los servicios sociales no es dar mucho dinero. Ojalá tuviésemos que pagar menos porque eso significaría que disminuyen esas necesidades urgentes. Tenemos que dar ayuda pero también tenemos que realizar intervenciones que acaben insertando e incluyendo a estas personas en la sociedad”, explica. “Para mí es una llamada de atención para replantearnos el funcionamiento y los objetivos de Servizos Sociais”.

Otro capítulo importante en las ayudas de emergencia social es el de la vivienda (alquiler, comunidad, mudanzas...), así como las prótesis, ortopedia y asistencia dental. En este caso se han consumido 51.283,91 euros de 200.000 que están presupuestados. En todo el 2018 se dieron 78.744,88 euros. El pago de la luz y el gas constituye otro tema relevante económicamente, puesto que se han destinado 80.262,64 euros (en este caso hay un convenio con la Federación de Municipios y Provincias) y se han consumido hasta el momento 25.505,10 euros. El año pasado, en los doce meses, se dedicaron 38.966,79. 

Medicamentos
Otra partida que casi ha llegado al límite y que está cerca de alcanzar la cifra de todo 2018 es la que tiene que ver con la compra de medicamentos, la alimentación infantil y los sepelios. En lo que va de año se han pagado ayudas por valor de 24.046,49 euros, cuando en los doce mese anteriores se gastaron 26.830,28. La partida prevista en la convocatoria publicada en el BOP es de 35.000.
La compra de gafas también está subvencionaa y se ha destinado hasta la fecha a este concepto un total de 7.477,58 euros de los 10.000 previstos. 

Benestar Social tramita otras ayudas relacionadas con la vivienda y con el transporte. Las primeras están incluidas en el programa Habita, destinado a realizar reformas básicas. El año pasado se gastaron 15.820,95 euros en este concepto y en lo que llevamos de 2019, 7.763,67.

En cuanto al transporte, existen ayudas para que las personas con movilidad reducida utilicen taxis adaptados. Es lo que se conoce como Bono-taxi y se han dado hasta la fecha ayudas por valor de 5.809,99 euros, mientras que en el año 2018 fueron, en total, 7.030.

Comentarios