Viernes 22.03.2019

Aumentan las quejas por el estado de las instalaciones de la piscina de Caranza

Usuarios y trabajadores denuncian fallos en la luz y el agua y la falta de mantenimiento

La piscina sigue sufriendo problemas de temperatura del agua de duchas y vaso | jorge meis
La piscina sigue sufriendo problemas de temperatura del agua de duchas y vaso | jorge meis

Las instalaciones deportivas Javier Gómez Noya –piscina de Caranza– continúan recibieron quejas tanto de usuarios como de trabajadores por su falta de mantenimiento y deficiencias que se solventan de forma provisional pero que continúan degradando el servicio.

De este modo, tanto personas que hacen uso a diario de las instalaciones como trabajadores del recinto hablan de “dejadez y abandono” en la instalación, asegurando que no existe control sobre las empresas que deben hacerse cargo del mantenimiento de las condiciones del vaso de la piscina, ya que continúan ocasionando problemas.

Así, el tema del exceso de CO2 detectado en una inspección y que llevó al cierre provisional de la piscina parece no haberse solucionado definitivamente. Además, hay quejas del agua “templada e incluso fría, dependiendo de la hora del día” en las duchas; tres luces estropeadas desde el mes de octubre sobre la piscina pequeña; material de flotación escaso y roto para las sesiones de natación de por las mañanas y protestas por falta de mantenimiento o limpieza.

Además de estas deficiencias que se remontan a meses atrás, ahora se suma la denuncia de que después de Navidad el agua de la piscina está fría, rondando los 25 grados, aun cuando desde el Concello se anunció que la caldera está bien.

Los problemas en estas instalaciones no son nuevos y, por el momento, solo se han ido parcheando los inconvenientes que se suceden y que vuelven a aflorar ahora.

Lo que preocupa especialmente a los trabajadores es que ningún responsable se acerca a las instalaciones a explicar cuál es la situación ni a qué se debe, ni desde el Concello ni desde ninguna empresa responsable de la conservación de la piscina.

Los usuarios expresan sus quejas al personal de Caranza sin que este tenga respuestas a sus demandas.

Comentarios