martes 4/8/20

Asociaciones como San Xoán o Trasancos se suman a las peticiones de mejora del servicio de buses

El gobierno de Suárez presentó alegaciones, aunque las AAVV dicen que no se contemplaron sus necesidades
La estación luce un rótulo de señalización nuevo, entre otras mejoras| jorge meis
La estación luce un rótulo de señalización nuevo, entre otras mejoras| jorge meis

El Concello contará hoy con todas las demandas que las asociaciones de vecinos quieran que el organismo local transmita a la Xunta con el fin de que todavía a se puedan llevar a cabo algunos cambios en el servicio de transporte metropolitano cuya nueva concesión comenzó a funcionar el día 1 de enero, a  través de la empresa Alsa.

Si entidades vecinales como Caranza, agrupación de la Zona Rural o Canido ya habían dado a conocer sus propuestas, la AVV de San Xoán- Bertón manifestó también estos días su disgusto “por dejarnos otra vez sin ningún tipo de transporte. Los vecinos para ir al centro, hospitales, etc. tenemos que coger un taxi, no es justo, estamos cansados de reclamar un transporte público que una los barrios , desde el centro a los hospitales, centros comerciales. etc”, explica su presidente, Andrés Medín.

Por eso plantea un recorrido que partiría del muelle, plaza de España, Inferniño. por río Xubia, carretera de San Pedro, hospital naval y Novoa Santos, que uniría el centro con estos barrios y de la que también podrían beneficiarse otras zonas como en Ensanche A o el centro de la ciudad.

Aunque la posibilidad de incluir nuevas líneas se plantea como complicada, al no estar incluidas en el contrato, todavía podría haber posibilidad de ciertos ajustes, por lo que el área de Mobilidade del Concello planteará las demandas vecinales a la Xunta.

Desde Narón, la AVV de Trasancos también ha manifestado a través de su presidente, Dositeo García, el malestar por los cambios efectuados en algunas líneas, asegurando que si antes tenían una periodicidad de 20 minutos ahora deben esperar una hora en las paradas.

Modificaciones

Que cada línea se ajuste a las necesidades de barrios, asociaciones o particulares ha llevado a una guerra de acusaciones entre las partes implicadas. Si desde la concesionaria se alega que se responde estrictamente a las condiciones del pliego del contrato, desde la jefatura territorial de Mobilidade se apunta a que no hubo alegaciones del Concello con respecto a cuestiones que ahora demandan –como la desaparición de la línea de las 6.20 horas de Caranza o la que llevaría a los trabajadores de ese barrio al Marcide o Leixa para entrar a las ocho–. Por su parte, el anterior ejecutivo local apunta que sí presento alegaciones al proyecto de explotación, hasta un total de 11. Ferrol en Común recuerda que se hacía hincapié en muchas cuestiones que no fueron recogidas por la Dirección Xeral de Mobilidade.

La intención del ejecutivo de Suárez, explica FeC, fue siempre que “as liñas urbanas estiveran nun contrtato único para poder abordar o servizo de forma municipal según o estudo que deixamos redactado no noso mandato e que está en mans do actual goberno. O prego e o contrato da concesión debe recoller o procedemento de modificación das liñas e non repetir erros como nos anteriores contratos nos que foi imposible dar servizo de transporte ao Hospital Naval”.

Aunque se plantearon numerosos cambios en las alegaciones, desde la AVV de Caranza se insiste en que las peticiones que ellos han hecho no fueron objeto de reclamación por parte del Concello y aunque el gobierno consultó a la ciudadanía a través de una encuesta online, no considera que se haya tratado el tema con las asociaciones.

Comentarios