miércoles 12/8/20

Aparece muerta una octogenaria en el lecho de un riachuelo en la parroquia de San Felipe

Se cree que la mujer, que presentaba un fuerte traumatismo en la cabeza, se cayó mientras paseaba por la zona
El humo del coche incendiado en Galego Soto se veía desde la avenida de As Pías
El humo del coche incendiado en Galego Soto se veía desde la avenida de As Pías

Una mujer de 85 años apareció muerta a primera hora de la tarde de ayer en las inmediaciones de un riachuelo de la parroquia de San Felipe. Una familiar alertó poco antes de las 14.00 horas al 112 tras descubrir a la víctima en una zona rocosa próxima al lecho del río, que en esta época del año apenas tiene caudal.

El Centro Integrado de Atención ás Emerxencias movilizó de inmediato a una ambulancia de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, a los cuerpos de la Policía Local y Nacional. También acudieron los bomberos, que tras presentarse en la zona y rescatarla –había caído por un terraplén de unos dos metros–, solo pudieron confirmar su fallecimiento.

Seis incendios

Además de en San Felipe, los efectivos del parque de bomberos de A Gándara hicieron otras seis salidas en el día de ayer. La primera, por la mañana, fue para sofocar un incendio que afectó a unas uralitas de plástico del tejado de un bajo de la calle Doctor Fleming.

Más tarde, a partir de las 15.30 horas, se sucedieron los incidentes, hasta el punto de que el servicio cree que detrás de todos ellos, cinco en un intervalo de menos de cuatro horas, puede estar la mano de la misma persona. El hecho de que los cinco lugares estén relativamente próximos entre sí y de que se hayan declarado en tan corto espacio de tiempo hacen pensar en esta hipótesis.

El primero en declararse fue la quema de unos matorrales en la zona de O Bertón, al que siguió un contenedor en la calle México, en el barrio de Ultramar, un fuego declarado en unas bodegas abandonadas en la Sánchez Bort, otro en un vehículo de la calle Galego Soto y, por último, en una vivienda abandonada, también en la zona de O Bertón.

Por otra parte, agentes de la Policía Local de Ferrol acudieron en la tarde de ayer al aparcamiento de la playa de Outeiro, en Doniños, alertados por el propietario de un vehículo al que rompieron una de las ventanillas. No es el primer acto de este tipo que se produce en el entorno de las playas de la ciudad en las últimas semanas. l

Comentarios