sábado 19/9/20

El aparcamiento de Canido pasa del apoyo mayoritario al rechazo por sus resultados

El ejecutivo defiende la actuación indicando que solo se varió del proyecto el firme, por motivos técnicos
El pavimento actual no se corresponde con el de terrizo previsto en la idea original | EMILIO CORTIZAS
El pavimento actual no se corresponde con el de terrizo previsto en la idea original | EMILIO CORTIZAS

La apuesta por la peatonalización del anterior ejecutivo local llevó a proyectar un aparcamiento disuasorio en el barrio de Canido, que aportaría 165 plazas de estacionamiento y que contaba con el visto bueno generalizado, no solo del ejecutivo sino de la entidad vecinal del barrio, a quien se dio a conocer el proyecto. Ahora, con las obras en su última fase, la respuesta tanto vecinal como de los que propusieron el proyecto es bien distinta, rechazando la opción que ha elegido el gobierno socialista para el pavimento y criticando la falta de árboles.

El proyecto se remonta al mandato de Jorge Suárez y pese a que dos comunidades de propietarios llevaron al Juzgado esta actuación, por considerar que no se respetaban las zonas verdes contempladas en el PXOM, la intervención siguió adelante, aunque el cambio de gobierno impidió su ejecución por parte del ejecutivo anterior.

El gobierno actual, con el socialista Ángel Mato a la cabeza, nunca fue partidario de este proyecto, apostando por potenciar en mayor medida el estacionamiento del Sánchez Aguilera. Sin embargo, el pleno –con los votos favorables de Ferrol en Común y el Partido Popular y la abstención del BNG– aprobó la continuación de esta actuación y el actual gobierno siguió adelante con el proyecto.

Sin embargo, el importante avance de la obra, que deja ver ya el firme del aparcamiento, no ha tenido en sus defensores la misma actitud que al principio y tanto la AVV como Ferrol en Común han denunciado el cambio que supone la actuación con respecto al proyecto original.

El ejecutivo local se escuda en unos cambios, efectuados tras la pandemia y que, explican, solo afectan al firme. Según señala el ejecutivo de Mato, “existía un error de cálculos de materiales y la solución técnica por la que se optó pasó por sustituir el suelo de terrizo con hormigón por el actual”. El pavimento que ya se percibe en el parking de Canido es ahora únicamente de este último material, aunque el gobierno insiste en que el proyecto es el mimo y nadie ha hablado de que no se vayan a contemplar los árboles previstos.

Por eso, tras insistir en que no era su proyecto, recalcan que únicamente se hizo “una variación técnica por un problema también técnico” . El resultado final todavía tardará en verse algún tiempo, si bien el grueso de la actuación ya está realizado.

Canivalismo urbanístico

Desde la Asociación Vecinal de Canido se calificó el resultado que se percibe ahora como “actuación moi agresiva que non se corresponde coa proposta inicial” mientras que Ferrol en Común manifestó su total desagrado por la gestión que está llevando a cabo el gobierno local respecto a esta obra, criticando que se convierta en “unha explanada de formigón sen ningún valor estético para o barrio”.

Tras definir el proyecto como actuación de “canivalismo urbanístico e deslealdade cara a un proxecto consensuado”, FeC espera que esta no sea “a idea de cidade do goberno”. l

Comentarios