sábado 06.06.2020

El antiguo muelle carbonero mejorará su superficie para posibles ocupantes

El antiguo muelle carbonero de Endesa en el puerto interior de Ferrol se acondicionará durante las próximas dos semanas. La compañía energética, que entregó al Puerto la concesión de esa terminal

La terminal se utiliza actualmente para el acopio puntual de bienes de equipo o mercancías generales | d. alexandre
La terminal se utiliza actualmente para el acopio puntual de bienes de equipo o mercancías generales | d. alexandre

El antiguo muelle carbonero de Endesa en el puerto interior de Ferrol se acondicionará durante las próximas dos semanas. La compañía energética, que entregó al Puerto la concesión de esa terminal en diciembre de 2013 para trasladarse a Caneliñas, acometerá algunas mejoras de última hora para devolver a la explanada su aspecto originario.
Los trabajos, básicamente, consistirán en eliminar los raíles del descargador que la compañía había instalado para los movimientos del carbón. Sí se mantendrán, sin embargo, a petición del Puerto, las naves de oficinas y talleres que Endesa construyó en su día, así como los paneles protectores laterales.
La infraestructura posee un importante potencial logístico para muchos sectores productivos. El muelle tiene 271 metros de longitud y 14 metros de calado, lo que le habilita para atender escalas de gran parte de la flota mundial. Su superficie de almacenamiento supera los 50.000 metros cuadrados hasta la zona del muelle de Cerramiento Norte, a escasos metros del acceso ferroviario.
Aunque desde el Puerto no han confirmado el interés específico de ninguna empresa en esa terminal, sus responsables aseguran que este acondicionamiento se lleva a cabo por si alguna firma quiere instalarse y explotarla como se hizo durante casi dos décadas.
En toda esta zona la Autoridad Portuaria ha actuado en los últimos años invirtiendo en pavimentaciones para adecuarla a cualquier tipo de mercancías. Actualmente se utiliza de forma puntual para tráficos de sectores como el forestal o el eólico.

Más actividad
Precisamente, en este contexto, Siemens Gamesa anunció recientemente que potenciará el uso de las instalaciones portuarias tras prescindir de su campa de acopio en As Somozas, ubicada a pocos metros de su factoría.
El fabricante de componentes eólicos cambiará su cadena logística y enviará sus palas del modelo G-114 directamente de la línea de producción al puerto de Ferrol, desde donde realiza un importante número de embarques anuales con destino a otros países.
Siemens Gamesa da este paso de la mano de la consignataria Pérez-Torres, que es la encargada de prestar este servicio logístico tanto en Curuxeiras como en Cañeliñas, a donde también se están empezando a trasladar algunos de estos componentes eólicos.
Desde la multinacional explicaron que con esta nueva estrategia, con los muelles ferrolanos como epicentro de sus exportaciones, pretenden ganar en eficiencia y acortar los tiempos para resultar más competitivos.

Comentarios