domingo 17.11.2019

Alonso Pita da Veiga

Escena de la batalla de Pavía
Escena de la batalla de Pavía

El héroe del ejército español, Alonso Pita da Veiga, que capturó al rey Francisco I de Francia en la batalla de Pavía que tuvo lugar el año 1525, nació el año 1480 en el pazo familiar de Santa Uxía de Mandiá en Serantes, perteneciente a la Casa de Lago y hoy desaparecido. Sin embargo, algunos autores sitúan su nacimiento en otros lugares como el Couto de Serantellos o Pontedeume. 


Alonso Pita da Veiga fue el segundo hijo de Pedro de Morado Pita, regidor perpetuo de la villa de Ferrol, y de María Fernández da Veiga, del linaje de la familia Pardo de Lago. En reconocimiento a su alcurnia, Alonso de Ayllón, Visitador General del obispado de Mondoñedo, le concedió derecho, junto con su padre, de asiento permanente en un banco frente al altar de la iglesia ferrolana de San Xulián.


Pita da Veiga se crió sus primeros años en Ferrol, siguiendo su formación como caballero en la casa condal de los Andrade, Señores de Pontedeume y Ferrol. Nombrado capitán del Escuadrón de Caballería y lugarteniente del conde Fernando de Andrade, fue destinado al Tercio que participó en las campañas militares que el emperador Carlos V de España emprendió en Italia contra Francisco I de Francia entre los años 1513 y 1525. 


Defendiendo los intereses españoles, Alonso Pita da Veiga participó en diferentes batallas en tierras italianas. A las órdenes de Ramón de Cardona, virrey y capitán general de las fuerzas españolas, en octubre del año 1513 participó en la batalla de Vicenzio, en abril de 1522 lo hizo en la batalla de Bicoca y en abril de 1524 en la batalla de Gattirana, teniendo en ellas referencias positivas, incluso del propio emperador Carlos V, sobre su valeroso comportamiento en combate.  


Las campañas sostenidas en Italia por fuerzas españolas terminaron con la derrota del rey francés en la batalla de Pavía que tuvo lugar el 24 de Febrero de 1525. En dicha batalla un grupo de trescientos militares españoles atacaron de noche y bajo una intensa nevada el campamento donde dormía Francisco I, rey de Francia. Aunque el monarca francés estuvo defendido por su escolta, fue capturado por tres combatientes españoles: el gallego Alonso Pita da Veiga, el vasco Juan de Urbieta y el granadino Diego Dávila, que pronto conocieron que se trataba del rey francés. 


La fuerza españoles en la batalla de Pavía se apropiaron del estandarte real, lo cual precipitó la derrota del ejército francés, en principio más numeroso que la fuerza española. El mismo rey Francisco I reconoció en una posterior Real Cédula que la actuación del caballero ferrolano le había salvado la vida, al lograr sacarlo de debajo de su caballo muerto, que mantenía aplastado debajo al rey francés.     


Con ese motivo el emperador Carlos V expidió en Barcelona una Real Cédula de fecha 24 de julio de 1529 concediendo a Pita da Veiga una pensión mensual de 30.000 maravedíes y su reconocimiento como señor de Vilacornelle. Aunque ya tenía una concesión de hidalguía que provenía de la familia de Pardo de Lago, le fue concedido a Alonso Pita da Veiga el privilegio de poder usar a perpetuidad, tanto por su parte como la de sus descendientes, un nuevo escudo de armas.  
Este nuevo escudo de armas concedido a Alonso Pita da Veiga y a sus descendientes estaba timbrado y dividido en cuatro cuarteles, apareciendo en el cuartel superior la representación de una manopla bajo una corona real de oro y en el cuartel inferior la representación de tres flores de lis, como símbolo del rey de Francia, además de mostrar las armas del estandarte del ducado de Borgoña en los cuarteles laterales. 


De regreso a Galicia el noble ferrolano contrajo matrimonio con María García de Vilouzás, natural de Pontedeume, que pertenecía al linaje de Narahío y era hija de Juan Piñeiro, Comendador de la Orden de Malta en Galicia. Alonso Pita da Veiga murió en Pontedeume el 17 de diciembre de 1558, siendo enterrado con todos los honores en la iglesia conventual de San Francisco de Ferrol, donde yacían sus ascendientes.
Mientras que en Ferrol, incluido Serantes, no se conserva ningún recuerdo de este personaje histórico, al conmemorarse el año 1981 el aniversario de la batalla de Pavía, en su memoria se le puso su nombre a una calle de la villa de Pontedeume. Según el historiador Guillermo Llorca llegado el año 1989, siguiendo los clásicos vaivenes políticos de época, la Corporación municipal eumesa le quitó su nombre, volviendo a denominar dicha vía con el nombre de Corredoira de As Virtudes. 
Dos cuadros recogen la memoria histórica de la captura del rey Francisco I por Pita da Veiga en la batalla de Pavía, ambos del conocido pintor Augusto Ferrer-Dalmau. En el primero de ellos, que se reproduce acompañando estas líneas, aparece Alonso Pita da Veiga montado a caballo, acompañado de otros dos militares, uno de ellos portando una bandera con la cruz de San Andrés. El cuadro muestra con gran realismo el dramático escenario de la batalla, incluidos los soldados muertos en el combate, apareciendo al fondo las murallas de Pavía.


Entre otros autores, los escritores ferrolanos José Ferrer de Couto el año 1862 y Nicolás Fort y Roldán el año 1903, trataron diversos aspectos de la vida del militar ferrolano Alonso Pita da Veiga. En fecha más reciente, el pasado año 2018, Guillermo Lorca Freire publicó una documentada biografía suya en su obra “Ferroláns”. 
[email protected]

Comentarios