sábado 21.09.2019

El alcalde planteará una subida salarial generalizada para toda la corporación

El sueldo del regidor, el más bajo de las ciudades gallegas, podría quedarse en torno a los 40.000 euros actuales

Pleno de investidura de Ferrol
Pleno de investidura de Ferrol

El salario que percibirán los nuevos alcaldes de las recién constituidas corporaciones es uno de los temas de debate nada más iniciar cada mandato y el alcalde socialista, Ángel Mato, no ha evitado afrontar esta cuestión, aun cuando todavía está trabajando en ella y cuando no se ha celebrado un pleno de organización que dará el pistoletazo de salida al inicio oficial del trabajo del cuatrienio.
Una vez conocido que serán solo los ocho socialistas los que llevarán las riendas del gobierno, el regidor local ya ha comenzado a hablar con los grupos de la oposición –PP, FeC y BNG– sobre la posibilidad de un incremento de salarios.


Se trata de un planteamiento que solo se llevará a cabo, matizó ayer el alcalde, si el resto de los grupos están de acuerdo en hacerlo y que repercutiría a la corporación en general, desde concejales a asistencias a plenos o comisiones, asesores o al propio alcalde. En este sentido, sin embargo, Mato aseguró que su salario “creo que no va a ser necesario subirlo”.


La idea del ejecutivo socialista pasa por el hecho de que si los salarios se redujeron en 2011 por un motivo claro, la crisis, ahora es conveniente recuperarlo, al igual que ha pasado con el resto de funcionarios y trabajadores. Sería una medida realizada “con mucha moderación” y asegura que el incremento salarial “no está decidido todavía”.

De todos modos, como explicó Ángel Mato, “voy a esperar a las conversaciones con los demás grupos municipales” y, en todo caso, la propuesta de salarios iría ligada a la estructura funcionarial que hay en el Concello con el fin de que se trate de una cuestión equilibrada.

Otros concellos
Mato insistió en que el salario del alcalde “no va a ser el problema”, pese a que se trata de uno de los más bajos de las ciudades gallegas y es superado por la alcaldesa de Narón en 13.900 euros. Sin embargo, considera que hay que actualizar el de los demás miembros de la corporación, de forma moderada “pero que responda a incrementos anuales como el del IPC”. Aclara, además, que sea cual sea la subida “no va a estar, ni con mucho, a la altura de los incrementos que ha habido en otras ciudades” –en A Coruña, también gobernada por los socialistas, la subida salarial que se baraja es de 22.000 euros con respecto al anterior regidor–.

Estos aumentos afectarían también al capítulo de asesores y así, si hasta el momento el sueldo de este personal eventual era lineal – los asesores cobraban todos 33.329,94 euros al año como retribuciones brutas y el personal eventual de los distintos grupos municipales 22.718,36 euros–, el actual alcalde considera que “no tiene lógica”, por lo que anunció que va a estudiar la posibilidad de reducir el número de asesores pero que el sueldo se establezca, además, en función de las responsabilidades que asuma cada uno diferenciando, de este modo, las nóminas que perciben.


Las retribuciones en función de la asistencia a plenos o a comisiones también se revisarían en esta propuesta, que Mato considera que “tiene que ser global”.


De todos modos, estas cuestiones salariales todavía deberán tratarse de forma conjunta con los demás partidos y, en este sentido, Mato indicó que al igual que el reparto de áreas o representaciones en diferentes organismos, tendrá que llevarse a una junta de portavoces para tratar todos los temas que tienen que ver con el aspecto organizativo del Concello. El pleno en el que se aborde el reparto de áreas y las concejalías entre los ocho ediles de gobierno está previsto que se celebre la próxima semana, aunque todavía no ha sido convocado y se espera que pueda fijarse la fecha entre hoy y mañana.


El primer edil tiene ya claras cuáles serán las áreas de gobierno y a quién se les asignarán y asegura que “ya lo tenía en mi cabeza desde hace semanas, por la posibilidad de tener que gobernar con ocho”. Así las cosas, dijo, las áreas ya están asignadas pero indicó que “quiero cumplir el acto formal de que se convoque el pleno para trasladarlo a los servicios municipales y delegar las competencias”.

Comentarios