lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La actuación prevista en el estadio de A Malata paliará las patologías graves de la infraestructura

El fondo norte está cerrado desde hace más de un año por su mal estado | emilio cortizas

En el primer trimestre de 2023, el estadio de A Malata habrá mejorado su situación y podrá contar de nuevo con el fondo norte, que lleva cerrado más de un año.
 

La Xunta de Goberno Local aprobó en su sesión de ayer el expediente de contratación para proceder a la ejecución de la obra de reforma y subsanación de patologías en el estadio de A Malata, correspondiente a la fase 1, con un presupuesto de 610.033,65 euros.
 

Esta primera fase se centrará específicamente en las obras de reforma más urgentes y estarán financiadas por la Diputación, que aporta la partida más elevada de un 80% del coste global, y el Concello, 20% restante, como resultado de un convenio de colaboración firmado entre ambos organismos.
 

Tal y como explicó el portavoz del ejecutivo local, Julián Reina, los trabajos responden a la necesidad de mejorar las condiciones actuales del fondo norte del estadio y a la “necesidade de garantir a durabilidade, regularidade e seguridade do uso do edificio e as súas instalacións”.
 

Así las cosas, entre las actuaciones que se llevarán a cabo se encuentra la demolición de tabiques, la mejora de los espacios de servicios como los aseos –incorporando la accesibilidad para personas con movilidad reducida de la que no disponía–, almacenes o cantina, que se ejecutarán de nuevo.
 

Además, para la ejecución de las diferentes obras será preciso proceder al desmontaje de las instalaciones de fontanería, saneamiento, iluminación, equipos de incendios, megafonía o videovigilancia, para su posterior reposición. La demolición del pavimento también forma parte de los primeros trabajos a ejecutar.
 

Una vez retirado el firme existente, se procederá al vaciado del terreno y saneamiento de la zona, para llenar a cabo un relleno estructural mediante la colocación de grava compactada.
 

Los pavimentos se concluirán mediante una solera de hormigón armado, recrecido de mortero autonivelante y gres porcelánico antideslizante.
 

Los trabajos del estadio incluyen, asimismo, la renovación completa de las instalaciones existentes por otras más eficaces como es el caso del sistema de videovigilancia, para el que se sustituirán las unidades actuales.

 

Cubiertas

Finalmente, se procederá a la reposición de las planchas metálicas de la cubierta, que fueron desapareciendo, al ser levantadas por la acción del viento. Así, se anclarán, además, todos los elementos de hormigón prefabricado en la fachada y se sustiurán las tres puertas que dan acceso al fondo norte, y que se encuentran ahora deterioradas.
 

Las obras que se iniciarán en breve cuentan con un plazo de ejecución de cinco meses, que empezarán a contar tras la firma del acta de replanteo.

La actuación prevista en el estadio de A Malata paliará las patologías graves de la infraestructura

Te puede interesar