Martes 20.11.2018

Los actos por la inclusión se llenaron de color en la carrera organizada por la ASCM

Niños, mayores, familias al completo y personas con diversidad funcional en silla de ruedas compartieron pista en la “holi run” organizada ayer en A Malata por la asociación sociocultural ASCM con el objetivo de promocionar el deporte inclusivo.

La llegada a la meta se convirtió para todos en un despliegue de colores | j.meis
La llegada a la meta se convirtió para todos en un despliegue de colores | j.meis

Niños, mayores, familias al completo y personas con diversidad funcional en silla de ruedas compartieron pista en la “holi run” organizada ayer en A Malata por la asociación sociocultural ASCM con el objetivo de promocionar el deporte inclusivo.
La carrera, en la que independientemente de quedar de primero o de último todos llegaron impregnados de polvo de colores, consiguió convertir el acto deportivo en toda una fiesta en la que no hubo limitaciones de participación y, muchos de los corredores aprovecharon el evento para disfrazarse y, por supuesto, divertirse.
La cita tenía como objetivo promover el deporte inclusivo y favorecer la práctica de habitos de vida saludables, además de servir de escaparate para que la sociedad se acerque a la realidad de la diversidad funcional, favoreciendo su inclusión, tal y como explicó ayer la presidenta de la ASCM, Paula Gárate.
Pero aunque la carrera de colores fue lo más vistoso del día, durante toda la jornada se celebraron diversas prácticas deportivas adaptadas como boccia, slalom, baloncesto en silla de ruedas, etc. en las que personas con movilidad pudieron ponerse en la piel de las que tienen algún tipo de discapacidad.
Al final de la carrera se repartieron regalos aportados por las empresas colaboradoras de la ASCM y se puso fin a una jornada con la que la entidad pretende dar un paso más para favorecer la visibilidad del colectivo y demostrar que compartir e integrar favorece a todos. l

Comentarios