• Domingo, 21 de Octubre de 2018

Acción Mediación | “La mediación no solo logra resolver conflictos, también la recomposición emocional de las partes implicadas”

Acción Mediación es la nueva asociación de mediadores de Ferrolterra. Esta entidad nace “para promover y difundir uno de los medios que mayor eficacia están mostrando en la resolución alternativa de los conflictos, la mediación”, explican sus responsables.

Acción Mediación | “La mediación no solo logra resolver conflictos, también la recomposición emocional de las partes implicadas”
Los profesionales que forman la asociación Acción Mediación poseen una amplia experiencia en el campo de la abogacía
Los profesionales que forman la asociación Acción Mediación poseen una amplia experiencia en el campo de la abogacía

Acción Mediación es la nueva asociación de mediadores de Ferrolterra. Esta entidad nace “para promover y difundir uno de los medios que mayor eficacia están mostrando en la resolución alternativa de los conflictos, la mediación”, explican sus responsables.
Sus integrantes (Mar Basoa, Jose López-Turnes, Gumersindo Méndez, Rocío Meizoso y Raúl Meizoso) son profesionales del derecho con amplia experiencia en el ejercicio de la abogacía, que paralelamente, y desde los primeros pasos de la mediación en Galicia, tuvieron la inquietud de formarse en todas las facetas de esta actividad. 
A mayores, cuentan con colaboración de profesionales cualificados para los diversos asuntos que surjan en la mediación, tales como psicólogos, pedagogos, y técnicos de las especialidades precisas que intervienen siempre que se estime oportuno para llevar por un buen cauce o reconducir un proceso.
Actualmente, disponen de cuatro sedes físicas en la comarca, concretamente en Ferrol, Narón, As Pontes y Neda; y desde ellas prestan servicios en toda Galicia.

¿Qué les llevó a conformar esta asociación?
Somos profesionales del derecho que durante muchos años de profesión nos hemos sentido más cómodos conciliando que litigando o confrontando. Hemos sido más proclives a llegar a acuerdos. Así que cuando empezamos a conocer este método de resolver conflictos, la mediación, decidimos formarnos con los primeros itinerarios a los que tuvimos acceso. Algunos llevamos desde 2004 ligados a esto. 

¿Qué ventajas tiene la mediación sobre un litigio al uso?
La más visible puede que sea la rapidez. Los conflictos se resuelven en mucho menos tiempo que en un proceso judicial, lo cual supone también menores costes. Hay otros aspectos no tan visibles, pero igual de importantes como son la flexibilidad para llegar a un acuerdo. En un juicio o en un arbitraje es otra persona la que va a decidir sobre tus circunstancias con una información limitada y poco precisa. En la mediación las personas implicadas conocen mejor que nadie en qué consiste el conflicto y poseen toda la información. 
Además, en la mediación hay un empoderamiento de las partes por ser ellas las que toman la decisión y esto se traduce en un mayor cumplimiento de lo acordado. Las sentencias se incumplen con demasiada frecuencia.

¿Dirían que es un proceso más íntimo y en el que se tiene más en cuenta el aspecto emocional?
Sin duda. Y ese es un aspecto fundamental. Además de solucionar el conflicto, se busca una recomposición de la relación entre las dos partes a nivel emocional. 
No es lo mismo para dos personas que están divorciándose hacerlo en un juicio, que a través de una mediación, donde se promueve la comunicación, la empatía, el diálogo. Y todo se resuelve en un ambiente más íntimo.

¿Es una forma de evitar exponer públicamente las intimidades de una persona?
Sí. De hecho, uno de los principios que inspira el proceso de mediación es la confidencialidad. Todo lo que se habla dentro de un proceso de mediación no sale de allí. Es más, el mediador no podría después declarar como testigo en un juicio y lo que se habla durante las sesiones ni si quiera se refleja en las actas, solo se dice si hay acuerdo o no. 
Por eso cada vez más las empresas están acudiendo a la mediación, porque no daña su imagen corporativa. No existe una exteriorización del conflicto. 

¿En qué ámbitos no se contempla una mediación?
En realidad, en pocos. Actualmente no se da en asuntos de tipo penal, como puede ser la violencia de género, abusos sexuales... Pero fuera de eso, se pueden resolver casi todo tipo de conflictos, desde familiares, hasta deportivos, mercantiles, educativos, administrativos o de tráfico, por poner un ejemplo.

¿El fin último es siempre la resolución de un conflicto?
No necesariamente. La mediación tiene un componente preventivo muy útil y se puede usar cuando se vislumbra que puede haber un conflicto, para evitar que este nazca. 
Existe, además, otro caso en el que, de manera paralela a un proceso judicial se puede realizar una mediación. Un ejemplo, que además se ha dado, puede ser un accidente de tráfico con una víctima moral. Aunque el caso discurra por los cauces legales, se puede dar una mediación entre las partes: una necesita pedir perdón y la otra escucharlo. Y esto, de alguna manera, facilita el desarrollo del proceso judicial.