sábado 21.09.2019

El Abis Calais enfila el puerto de Ferrol tras la lucha de dos remolcadores de Salvamento Marítimo

El mercante "Abis Calais", de bandera holandesa, enfilaba a última hora de ayer la bocana de la ría de Ferrol tras una lucha contra los elementos protagonizada por remolcadores de Salvamento Marítimo. El buque, con ocho tripulantes, quedó sin gobierno por una avería en la hélice el pasado lunes. Tras romper un primer amarre fue posible volver a remolcarlo. El barco tiene previsto llegar al puerto ferrolano entre las seis y las siete de la mañana de hoy.

El mercante “Abis Calais”, de bandera holandesa, era remolcado ayer hasta el puerto de Ferrol, después de una odisea marítima desde unas siete millas al noroeste de Cabo Prior. En esa zona fue rescatado al mediodía por el buque “SAR Gavia”, de Salvamento Marítimo y, tras romperse el amarre, cuando estaba ya cercano a su destino, en torno a las ocho de la tarde, tomó el relevo el “Sebastián de Ocampo”, que tras varios intentos consiguió hacerse con el control de la situación.
El “SAR Gavia” se mantuvo en las proximidades y pasadas las 22.30 horas a la altura de San Xurxo intentaba afianzar otro amarre con un segundo cable. Sin embargo, no fue necesario y se limitó a acompañar por popa al mercante. Las olas, de grandes dimensiones, y el fuerte viento y lluvia, llevaron a Salvamento Marítimo a contemplar la posibilidad de evacuar mediante un helicóptero a sus ocho tripulantes, de nacionalidades holandesa, ucraniana y filipina, opción que se descartó tras conseguir afirmar la segunda estacha. Toda la tripulación se encuentra a salvo, según fuentes oficiales.
 Los remolcadores tenían previsto completar la maniobra de acercamiento al puerto ferrolano entre las seis y las siete de la mañana de hoy tras iniciar cerca de las once de la noche rumbo de alejamiento para enfilar la bocana de la ría, situación en la que se encontraba al cierre de esta edición.
El buque se encontraba a la deriva desde el lunes por la mañana debido a una avería en la hélice que la tripulación pretendía arreglar por sus propios medios. Al no poder repararla contrataron el servicio del remolcador “Ría de Vigo”, que llegó a la zona de madrugada e intentó el remolque a primera hora de la mañana. La tarea resultó imposible debido a las condiciones meteorológicas, con vientos de 55 nudos de viento.
Según informó Salvamento, el capitán marítimo de Ferrol pidió que se movilizara el “Gavia”, y el “Sebastián de Ocampo” además del “Mahón”, este último, de la Armada, que hicieron firme el remolque en torno a las 15.20 horas y tomaron entonces rumbo al puerto ferrolano, aunque también se contempló la alternativa de llevarlo a A Coruña.
El “Abis Calais” cubría el trayecto entre Leixoes (Portugal) y Hull (Reino Unido), transportando 5.000 toneladas de pellets de madera. Es de bandera holandesa y tiene 115 metros de eslora.

Comentarios