domingo 27/9/20

Unas 60 personas hacen uso a diario del centro de inclusión social de Cáritas

Con el objetivo de hacer visibles las dificultades con las que se encuentran a diario las personas sin hogar y haciendo un llamamiento a los derechos humanos, Cáritas celebra esta semana una campaña bajo el lema

Carmela Primo, Alfonso Gil e Irene Rivera, ayer, durante la rueda de prensa para presentar la iniciativa | daniel alexandre
Carmela Primo, Alfonso Gil e Irene Rivera, ayer, durante la rueda de prensa para presentar la iniciativa | daniel alexandre

Con el objetivo de hacer visibles las dificultades con las que se encuentran a diario las personas sin hogar y haciendo un llamamiento a los derechos humanos, Cáritas celebra esta semana una campaña bajo el lema “Somos personas, tenemos derechos. Nadie sin hogar”. Así, el centro de día de inclusión social Gabriel Vázquez Seijas, inaugurado hace poco más de un mes tras su reforma, será el escenario elegido para la lectura de un manifiesto mañana desde su balcón “para que a xente nos coñeza na nosa propia casa”, indicó ayer una de las trabajadoras de la entidad, Carmela Primo.
El acto tendrá lugar a las doce y lo llevará a cabo una de las cerca de 60 personas que acuden a las instalaciones a diario –43 de ellas pernoctan en el albergue Pardo de Atín de la Fundación del Santo Hospital de Caridad–. Tal y como señaló Primo, las cifras son similares al pasado año pero el problema radica en la “cronificación das persoas sen fogar, tamén polo momento da crise que estamos a padecer. Fálase de melloras no benestar social, pero nós as vamos detectando moi pouco a pouco”.

Al mismo tiempo, el hecho de que haga buen tiempo hace que el centro no note las subidas puntuales en cuanto a usuarios que sí se producen en los meses de invierno.
Así, desde la organización destacan la importancia de la implicación de los políticos a la hora de proporcionar servicios elementales a toda la ciudadanía. “Nós non sustituímos; quen ten que dar cobertura ás necesidades e dar resposta ás problemáticas sociais é a administración. Cáritas está onde esta non pode chegar, pero tendo claro que temos dereitos como cidadáns”, destacó la trabajadora social, al mismo tiempo que insistió en la importancia de insertar a la personas sin hogar tanto en el ámbito laboral como en los barrios a través del trabajo en red.
Al acto de mañana, tal y como comentaron desde Cáritas, acudirán escolares de distintos centros de la ciudad que pondrán un título a cada uno de los espacios del centro de día con el nombre de un derecho. “Os valores se aprenden na escola de aí a importancia de sensibilizar aos máis cativos”, comentó la trabajadora social.

La campaña, que con este suma ya 25 años de desarrollo, se llevará a cabo de manera simultánea en 35 centros de Cáritas de toda España y tendrá su día grande el domingo 26. Tras la puesta en valor de la dignidad, premisa de la iniciativa en 2016, este año el objetivo son los derechos de las personas y el próximo año se tratarán sus posibilidades y potencialidades. “Levamos un cuarto de siglo coa iniciativa e seguiremos moitos máis porque son moitas as dificultades que ten este colectivo –acceso a la tarjeta sanitaria y al sistema de protección social en el territorio en trámites como el empadronamiento o las prestaciones sociales–, polo que seguiremos defendendo os seus dereitos”, manifestó Carmela Primo.
El delegado episcopal, Alfonso Gil, por su parte, aseguró que “un fogar é moito máis que un teito; é a base de moitos dereitos porque se non tes fogar non tes arraigo”.Asimismo, hizo hincapié en el trabajo de Cáritas por situar “á persoa no centro, xa que a dignidade das persoas merece un trato moito máis apropiado, tanto por parte das administracións como da cidadanía en xeral”, haciendo un llamamiento a la empatía en estos días de frío.
 

Asistencia participativa
El centro de día de inclusión social Gabriel Vázquez Seijas abrió sus puertas el pasado mes de septiembre, tras casi un año de obras para acometer mejoras como la instalacción de un ascensor y ampliar servicios como el de cafetería, la consigna o el punto net para que los usuarios naveguen por internet. “Pasamos de un espacio que cubría las necesidades básicas a uno promocional y participativo, donde los usuarios tienen voz y voto y participan en la gestión de recursos”, explicó ayer la directora del centro, Irene Rivera.
Asimismo, en esta primera fase de actuación, se crearon talleres específicos destinados a mejorar la calidad de vida de los que acuden a las instalaciones como uno de yoga que está teniendo mucha demanda y otro de empleo, pero se irán incorporando nuevas ofertas. Actualmente, 45 voluntarios hacen posible el funcionamiento de los servicios que lleva a cabo Cáritas en el centro ferrolano.
Las actuaciones de remodelación se enmarcan dentro del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER o FSE Galicia 2014-2020, en su objetivo de “Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza y cualquier forma de discriminación”.

Comentarios