Miércoles 26.06.2019

El 15,35% de los ferrolanos está en riesgo de pobreza, dos puntos más que en 2008

Cerca de 3.000 hogares llegan con mucha dificultad a fin de mes según datos del IGE.

La cocina económica es una de las instituciones que más ha notado el incremento de usuarios, llegando a alcanzar los 124 en noviembre del pasado año
La cocina económica es una de las instituciones que más ha notado el incremento de usuarios, llegando a alcanzar los 124 en noviembre del pasado año

La recuperación económica de la que tanto hablan los representantes políticos parece resistirse en Ferrol. Los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE) en la Enquisa Estrutural de Fogares, correspondientes a 2017, sitúan en un 15,35% la tasa de personas que se encuentran en riesgo de pobreza en el municipio, lo que supone un 1,96 más que en 2008, año en el que comenzó la crisis –aunque la cifra más alta se dio en 2016, con un 18,92%–.

El IGE también hace referencia a la Estrategia Europa 2020 –la agenda de crecimiento y empleo de la UE en esta década–, informe que sitúa aún más alto, en el 22,15, el porcentaje de personas en riesgo de pobreza o exclusión social en el concello ferrolano. Si se compara con el resto de las grandes urbes gallegas, la ciudad naval se encuentra en quinta posición, por detrás de Lugo, Pontevedra, Ourense y A Coruña, aunque este análisis no es del todo fiable debido a que el resto de concellos tienen más número de hogares.

El IGE también demuestra en su encuesta que un total de 2.913 hogares de los 28.851 registrados llegan con mucha dificultad a fin de mes, una cifra que también sube con respecto a 2008 cuando se hablaba de 2.303 unidades familiares con este problema. El 43,29 (12.489 hogares) asegura aguantar con dificultad los 30 días y el resto, un 46,61% (13.449) indica que le resulta fácil o muy fácil, según el sondeo.

Estas dificultades se pueden traducir en el número de personas que hacen uso de diferentes entidades y servicios existentes en la ciudad, como es el caso, por ejemplo, de la Cocina Económica, que el pasado año notó un “continuo y preocupante incremento de usuarios, que nos dejan un aumento de la ocupación, entre enero y diciembre, de un 31,93% en los almuerzos y de un 41,93% en las cenas”, señalaron desde la institución. En 2017, año en el que se basan los datos del IGE, Cáritas atendió a un total de 3.177 personas de las tres comarcas, señalando que “la recuperación económica no está alcanzando a toda la población y que las familias que sufrían condiciones de vulnerabilidad previas a la crisis, son precisamente, las menos favorecidas”, manifestó la coordinadora general de la organización, Marta Pazo.


A nivel gallego, solo Vigo, A Coruña y Pontevedra superan a Ferrol en cuanto al número de hogares que llegan con dificultad a fin de mes, aunque hay que tener en cuenta que el municipio local tiene 28.851 unidades familiares registradas y, Vigo, por ejemplo, 112.135.
Cuestión de sueldos

El hecho de resultar un problema llegar a fin de mes está relacionado con otro de los aspectos que recoge la Enquisa Estrutural de Fogares, ya que la mayoría de los hogares ferrolanos, un total de 6.690 de los 28.851 totales, ingresan 1.000 euros o menos al mes, lo que suponen un incremento del 2,51% con respecto al inicio de la crisis –aunque en 2017 se esta cifra se situó más baja que los tres años anteriores–.

En cuanto a la franja de sueldos entre 1.000 y 1.500 euros mensuales, las cifras de hogares ferrolanos que se sitúan en estos parámetros siguen bajando desde hace diez años, situándose en 2007 en 5.191 y en 2017 en 4.893 unidades familiares. Curiosamente, las casas que ingresan de 1.500 a 2.000 han subido en los últimos años, pasando de 4.162 en 2013 a 4.647 en 2017, aproximándose a los 4.805 cifrados en 2008.
Asimismo, los sueldos más altos, superiores a 4.000, también han ido fluctuando a lo largo de estos diez años e incluso el baremos de “más de 4.000” cuenta con más hogares en 2017 (2.434) que en 2007 (1.841).

Las prestaciones también son fundamentales a la hora de analizar las familias ferrolanas, ya que un 53,56% –el porcentaje mayor– vive entre el 50% de su sueldo y el resto de ayudas; un 47,12% reciben más de un 75% de prestaciones; y el 42,14% restante dependen únicamente de estos recursos.

Comentarios