Jueves 15.11.2018

Galicia investiga la digestión y la nutrición de los caballitos de mar

 

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas sigue avanzando desde Galicia en el conocimiento de los caballitos de mar y en cómo optimizar la producción en cautividad del caballito de mar narizón a partir de una técnica desarrollada en 2012 por el grupo de investigación “Biología y Fisiología Larvaria de Peces” del Instituto de Investigaciones Marinas (Vigo).

 

Algunos de los ejemplares investigados
Algunos de los ejemplares investigados

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas sigue avanzando desde Galicia en el conocimiento de los caballitos de mar y en cómo optimizar la producción en cautividad del caballito de mar narizón a partir de una técnica desarrollada en 2012 por el grupo de investigación “Biología y Fisiología Larvaria de Peces” del Instituto de Investigaciones Marinas (Vigo).
Esta técnica permite conocer las características de la morfología y fisiología digestiva de esta especie en las primeras etapas de desarrollo, lo que ayuda a determinar las capacidades digestivas potenciales y su relación con el tipo de alimento ingerido.
Los investigadores recuerdan que “incrementar el conocimiento sobre la alimentación, nutrición y fisiología digestiva del caballito de mar es clave para superar los posibles cuellos de botella de su cría ex situ”. La investigación ha tomado como objetivo de estudio ejemplares de caballito de mar narizón (Hippocampus guttulatus), especie que se está cultivando en los laboratorios del IIM, donde se han obtenido tasas de supervivencia muy elevadas, “si bien se ha observado en esta especie que las primeras etapas de desarrollo de sus juveniles se caracterizan por una baja eficiencia en la digestión y asimilación de alimento”. 
Los resultados, que se han publicado en revistas como Journal of Fish Biology o Aquaculture, revelan, entre otras cosas, que el “día 15 y el día 30 en el crecimiento de la especie son determinantes en el desarrollo del sistema digestivo, observándose que entre los 15-20 se produce el primer giro intestinal y el segundo a partir del día 30. Con estos giros intestinales aumenta la superficie y, con ello, su capacidad de absorción del alimento ingerido y la eficiencia del alimento”.

Comentarios