Descubren por primera vez planetas fuera de la Vía Láctea

La existencia de exoplanetas era conocida dentro de las fronteras de la Vía Láctea, pero ahora se descubrieron, por primera vez, más allá de nuestra galaxia, según un estudio de la Universidad de Oklahoma.

 

Descubren por primera vez planetas fuera de la Vía Láctea
El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Oklahoma | aec
El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Oklahoma | aec

La existencia de exoplanetas era conocida dentro de las fronteras de la Vía Láctea, pero ahora se descubrieron, por primera vez, más allá de nuestra galaxia, según un estudio de la Universidad de Oklahoma.
Los investigadores fueron capaces de detectar a 3.800 millones de años luz “objetos en galaxias extragalácticas que van desde la masa de la Luna a la de Júpiter” y se refieren a ellos como “una población de planetas más allá de la Vía Láctea”, indica un comunicado de la universidad estadounidense. Xinyu Dai y Eduardo Guerras, ambos firmantes del artículo, usaron en su investigación, que publica la revista Astrophysical Journal Letters, entre otras técnicas, un fenómeno astronómico conocido como “microlente”, el único que permite descubrir planetas a grandes distancias de la Tierra.
“Estamos muy entusiasmados con este descubrimiento. Es la primera vez que alguien descubre planetas fuera de nuestra galaxia”, indicó Dai, profesor del departamento de Física y Astrofísica de la citada universidad, que trabajó en el estudio con Guerras, investigador de postdoctoral. Para su investigación usaron datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA, un telescopio espacial que está controlado por el Observatorio Astrofísico del Instituto Smithsonian. Con el uso de la técnica de microlente, el efecto gravitacional incluso de objetos pequeños puede crear “una alta magnificación que lleva a una “firma” la cual puede ser modelada y explicada en galaxias extragalácticas. Hasta este estudio no había evidencias de planetas en otras galaxias”, señala la nota de prensa.
Guerras explicó que este es “un ejemplo de lo poderosas que pueden ser las técnicas de análisis de microlente extragaláctica”. La galaxia estudiada está a 3.800 millones de años luz de distancia y “no existe la más mínima posibilidad de observar estos planetas directamente, ni siquiera con el mejor telescopio que uno pueda imaginar en un escenario de ciencia ficción”. Sin embargo, “somos capaces de estudiarlos, desvelando su presencia e, incluso, tener una idea de sus masas. Es una ciencia genial”, indicó el investigador.
Esta misma semana se descubrió que el sistema planetario TRAPPIST-1 es, según los expertos, el mejor candidato para hallar evidencias de vida fuera del Sistema Solar. También se sabe que sus siete planetas son rocosos, que es posible que algunos tengan agua en abundancia y que el más parecido a la Tierra es el cuarto, denominado 1e. La revista Nature publicó varios estudios sobre lo último que se sabe de Trappist-1, situado a 40 años luz de la Tierra, en la constelación de Acuario y formado por siete planetas, tres de ellos ubicados en zona habitable de su estrella, una enana ultrafría.