Miércoles 26.06.2019

Vox pide que se derogue la ley contra la violencia machista y se expulse a 52.000 inmigrantes

El PP considera “inaceptables” los requisitos del partido de Abascal para apoyar la investidura

 

Juanma Moreno saluda al juez en excedencia Francisco Serrano | aec
Juanma Moreno saluda al juez en excedencia Francisco Serrano | aec

Vox presentó ayer un documento al PP con 19 propuestas para apoyar la investidura del candidato popular a la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que incluye la petición de derogar la Ley contra la violencia de género andaluza y expulsar a 52.000 inmigrantes irregulares. 
El PP considera “inaceptable” el documento hecho público por la partido de extrema derecha, mientras se reunían los secretarios generales de ambos partidos en Madrid.

Un documento negociable
Las diecinueve medidas presentadas son, según Vox, un documento “negociable” y “con ánimo de llegar a un acuerdo” para iniciar las negociaciones sobre la investidura del popular Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía, motivo de la reunión de ayer entre los secretarios generales de ambos partidos, Teodoro García Egea (PP) y Javier Ortega Smith (Vox).

Mientras pide la derogación de estas leyes y la de Memoria Histórica andaluza, Vox propone una ley para proteger la cultura popular y las tradiciones del mundo rural, que incluya el flamenco y otras expresiones folclóricas, y otra de protección de la tauromaquia y de la actividad cinegética.
Vox plantea la salida de los 52.000 “inmigrantes ilegales” que, según esta formación, están en condiciones de ser expulsados, porque la Junta de Andalucía ya posee la documentación necesaria para ello.

Además, quiere que el Día de Andalucía pase a celebrarse el 2 de enero, día en que se conmemora la toma de Granada y la culminación de la Reconquista, en lugar del 28 de febrero, festividad actual que recuerda la aprobación del Estatuto de autonomía.

Fin de la realidad nacional
Otra reclamación es que se apruebe una declaración institucional de la Presidencia de la Junta “a favor de la apertura de un proceso nacional de devolución al Estado” de competencias, de Educación, Sanidad, Justicia y Orden Público, así como la reforma para suprimir el término “realidad nacional” del Estatuto.
Los populares consideran “inaceptable” el documento y, según fuentes del partido, hay varios puntos que son “un auténtico despropósito” que la formación de Pablo Casado y Juanma Moreno “no puede respaldar”.


Los populares entienden que Vox demuestra que no quiere acuerdo y advierten de que, si no cambia de postura, estará desperdiciando una “oportunidad histórica” para el cambio en Andalucía.


Cs, que se desliga de las negociaciones con Vox, quiso mostrarse ser “cauto” hasta que se pueda cerrar el acuerdo de gobierno con el PP, aunque entiende que “no parece serio” hablar de cambio de días festivos cuando se negocia “la regeneración democrática, bajada de impuestos, autónomos, educación e igualdad”.

Cierre de “flecos”
Respecto a la inmigración, la formación naranja recordó que debe ser competencia estatal.
En paralelo a la mesa con Vox, PP y Cs cierran “los flecos” de la estructura de su hipotético gobierno y prevén firmarlo hoy, con la idea de trasladar el jueves a la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, el pacto para la investidura de Juanma Moreno.

El gobierno de PP y Cs estaría presidido por Juanma Moreno, con una sola vicepresidencia –previsiblemente, para Juan Marín– y con once consejerías, salvo que los trabajos técnicos de última hora conlleven ampliar el número a doce o reducirlo a diez.

 Mientras tanto, el portavoz del Ejecutivo andaluz en funciones, Juan Carlos Blanco, aseguró que la candidatura de la socialista Susana Díaz “sigue ahí” porque el considera que el socialista sigue siendo el partido “más legitimado” para la constitución de un nuevo gobierno andaluz.

Comentarios