sábado 23/1/21

El temporal más intenso de los últimos 50 años deja al menos tres muertos

La borrasca colapsa parte de España y obliga a cortar 133 carreteras tras dos días de intensas nevadas
Vista de la plaza de la Cibeles | efe
Vista de la plaza de la Cibeles | efe

La borrasca “Filomena”, el temporal más intenso de los últimos 50 años, paralizó gran parte de España y dejó ya dos víctimas, un gran caos en múltiples ciudades, además del cierre de Barajas, decenas de vías colapsadas y conductores bloqueados.

El temporal ha supuesto la muerte de dos personas cuyo vehículo fue arrastrado por una riada entre las localidades de Mijas y Fuengirola (Málaga) y de un hombre al que hallaron sepultado en la nieve en la localidad madrileña de Zarzalejo.

La borrasca causó importantes problemas en la circulación y a primera hora de la tarde había 133 carreteras, cuatro de ellas de la red principal –tres en Toledo y una en Girona– cortadas y en veinte vías principales era necesario el uso de cadenas, entre ellas todas las de Madrid.

Pero también provocó que el aeropuerto de Barajas en Madrid cancelase los vuelos y se anularon todos los trenes con origen o destino en Madrid.

Hoy los efectos de la borrasca se notarán con especial incidencia en las comunidades de Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana, donde la Aemet mantiene activado el aviso rojo por nevadas que dejarán una acumulación de nieve de 20 centímetros  en cotas entre los 300 y 800 metros.

Por su parte, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, informó de que ya no queda nadie atrapado en sus vehículos en las carreteras, donde llegó a haber hasta 1.500 coches en esa situación debido al temporal de nieve.

En la ciudad de Madrid, una de las más afectadas, estuvo nevando unas 30 horas seguidas y, aunque ya paró, no se descartable que lo vuelva a hacer de forma más débil, según la Aemet.

Se trata de la mayor nevada desde 1971, situación que ha dejado múltiples incidencias, pero también imágenes inéditas con personas esquiando por algunas de sus calles principales como el Paseo de las Castellana.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a los madrileños quedarse en casa ya que “este tsunami de nieve no es un juego y se corre peligro”.

Esta nevada histórica, no solo afrectó a Madrid, sino también a comunidades como Castilla-La Mancha, donde en puntos de Guadalajara, provocó acumulaciones de nieve de hasta 1,20 metros.

La Policía Nacional, por su parte, colaboró en el embolsamiento de más de 100 camiones en Segovia y de 39 en Ávila y realizado servicios humanitarios en la Comunidad de Madrid, Toledo, Salamanca y Sevilla.

El paso de la borrasca por la Comunidad Valenciana dejó 56 carreteras cortadas, nieve acumulada hasta 40 centímetros de espesor en las comarcas del interior e incidentes aislados.

El temporal también tiñó de blanco buena parte de Cataluña, donde se acumularon hasta 30 centímetros de nieve en el sur y se tuvieron que cortar media docena de carreteras.

Esta nevada histórica, sobre todo en el centro y este peninsular, es la consecuencia de un fuerte sistema de altas presiones en el norte del Atlántico, que desplaza aire polar hacia España.

Comentarios