miércoles 20.11.2019

Sánchez rechaza hablar con Torra hasta que el president condene la violencia

Puigdemont critica que el jefe del Ejecutivo se negase a responder a la llamada telefónica del soberanista
El president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra | aec
El president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra | aec

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, intentó ayer hablar con Pedro Sánchez mediante una llamada telefónica que no tuvo contestación y que se produjo entre críticas y acusaciones por no haber condenado la violencia cinco días después de que se iniciaran los altercados en las calles.

A la petición de Torra de fijar una fecha para una reunión con el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, el Gobierno replicó que antes el president de la Generalitat “debe condenar rotundamente la violencia, cuestión que no ha hecho hasta el momento”.

De esta manera, respondió el Gobierno a la llamada que Torra realizó a Sánchez, según fuentes de Moncloa, aunque no hubo conversación entre ambos dirigentes, especificaron. Torra también le reclamó al Ejecutivo “reconocer el trabajo de las FCSE y Mossos, y solidarizarse con los policías heridos” y le recordó que el Gobierno “siempre ha estado a favor de dialogar dentro de la ley”, es decir con la premisa de: “Primero Ley y luego diálogo”. 

En su respuesta, el Gobierno advirtió de que, “tal y como le dijo el líder del PSC, Miquel Iceta”, para que el diálogo sea efectivo Torra “debería reconocer a la otra parte de catalanes, que no son independentistas” que le piden reconstruir la convivencia dañada por el independentismo y “últimamente, aún más dañada por el independentismo violento”. Por último, el Gobierno reitera que el problema de Cataluña “no es la independencia, que no se producirá, porque no es legal, ni la quiere la mayoría de catalanes, sino la convivencia”. Y avisa a Torra de que “su propuesta de referéndum no la quiere ni la mayoría de catalanes ni, al parecer, la mayoría de su propio Govern”.

Tras el rechazo por parte de Pedro Sánchez, Torra le envió una carta al socialista en la que reprocha que le dé “lecciones” contra la violencia. “Usted no me tiene que dar lecciones a mí de condenar y luchar contra la violencia”, dice la misiva, porque el propio Torra y el movimiento independentista siempre condenaron todo tipo de violencia, defiende en la carta, que adjunta en un tuit recogido por Europa Press.

También le reprocha Torra no haber contestado su llamada telefónica de este mismo sábado: “Usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo”. Para él, “se vuelve a poner de manifiesto que no tiene ningún relato político ni ninguna propuesta para Cataluña”, como cree que le pasa a Sánchez desde que asumió el cargo. “He de contestarle por carta el mensaje de Whatsapp que han enviado a los periodistas”, dice, y añade que esa es una manera impropia de responder a un presidente de Govern.

Torra considera “una irresponsabilidad absoluta” que Sánchez se niegue a dialogar en este momento, tras la sentencia del 1-O, que tacha de injusta. Y le advierte de que la comunidad internacional “no entenderá de ninguna manera” esta actitud de Sánchez.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont criticó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por no responder a la llamada telefónica del presidente de la Generalitat, Quim Torra. 

“Vaya. Era previsible que la España que no sabe pactar con sí misma y de repetir cuatro elecciones en cuatro años” tampoco sea capaz de descolgar el teléfono y hablar con quien es el representante ordinario del Estado en Cataluña, dijo en un tuit recogido por Europa Press.

Comentarios