Sánchez dice que su Gobierno no es un “accidente” y fija 2030 como horizonte

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asistió ayer en Oviedo a su primer acto público del PSOE desde que accedió a la jefatura del Ejecutivo | alberto morante (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró ayer que el crecimiento económico de España seguirá siendo robusto y que su Ejecutivo no es un mero “accidente”, sino que en esta legislatura va a sentar las bases para “la gran transformación” que exige España hasta el año 2030.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró ayer que el crecimiento económico de España seguirá siendo robusto y que su Ejecutivo no es un mero “accidente”, sino que en esta legislatura va a sentar las bases para “la gran transformación” que exige España hasta el año 2030.
Sánchez lanzó este mensaje en el acto del PSOE que presidió en Oviedo coincidiendo con sus primeros cien días en el Gobierno y que fue el primero de partido al que acude desde que accedió al Palacio de la Moncloa. El jefe del Ejecutivo se comprometió a continuar su labor con “coherencia, diálogo, realismo y ambición” y recalcó que todas sus actuaciones seguirán regidas por el principio de “justicia social”.
Asumió que mucha gente quiera que se haga todo lo que está pendiente en dos años, pero reconoció que no tiene mayoría suficiente para adoptar decisiones como la derogación de la reforma laboral y aprobar un nuevo modelo de financiación. No obstante, sí dijo que hay mayoría para eliminar muchos de los aspectos más lesivos de la reforma laboral y para mejorar la financiación autonómica.
A renglón seguido es cuando se dirigió a los que dicen que su Gobierno es un “accidente” y que los conservadores volverán a gobernar tras las próximas elecciones. “Les digo (explicó) que en esta legislatura lo que vamos a hacer es sentar las bases de la gran transformación que necesita y exige España hasta el año 2030”. E insistió: “Nuestro objetivo es la justicia social, y nuestro horizonte el 2030”. Para esa transformación citó cinco ejes: educación, empleo, sanidad, medio ambiente y pensiones.
Respecto a este último eje dijo que su Gobierno debe dedicarse a resolver el “agujero” que dejó el Ejecutivo anterior en la Seguridad Social. “Es posible tener una Seguridad Social con superávit y unas pensiones dignas conformes al IPC, y la única formación política que lo puede garantizar es el PSOE”, resaltó.
En su intervención no hubo ninguna referencia a la situación que vive Cataluña y solo resaltó de forma general que su Gobierno está comprometido con la cohesión territorial. Sánchez, quien pidió una movilización a su partido ante las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo mayo, dibujó el panorama del que cree que venía España antes de acceder al Gobierno.
Así, señaló que existía un jefe del Ejecutivo que decía que no es asunto suyo la desigualdad salarial, había una RTVE “manipuladora”, recortes “indiscriminados”, una “parálisis parlamentaria, y una “asociación tóxica de la corrupción con la política”. “Hace cien días, del Gobierno salió la resignación y entró la esperanza, y gracias a ello el cambio ya no es una posibilidad, sino que ha empezado a ser una realidad”, aseguró ayer Sánchez.
Además, se comprometió igualmente con políticas económicas que permitan crecer de manera robusta, momento en el que garantizó que ese tipo de crecimiento se va a mantener en los próximos meses. l