domingo 20/9/20

Un informe policial apunta a que una veintena de empresas nutrieron la caja B del PP a cambio de favores

El documento, incorporado a la causa, señala donaciones para sufragar campañas electorales
Un hombre se manifiesta, en una imagen de archivo, delante de la sede del Partido Popular, en protesta por la “Caja B” | AEC
Un hombre se manifiesta, en una imagen de archivo, delante de la sede del Partido Popular, en protesta por la “Caja B” | AEC

Un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) detalla que una veintena de empresas, entre ellas Mercadona, OHL o FCC, hicieron donaciones a la caja B del PP en distintos periodos electorales para sufragar sus campañas a cambio de adjudicaciones.

En un informe policial, de diciembre de 2019, aportado al sumario que investiga el juez José de la Mata en la Audiencia Nacional sobre la presunta contabilidad opaca del PP, la UDEF observa que estas empresas hicieron donaciones a la caja B del PP coincidiendo con campañas.

Así, Mercadona hizo dos entregas por un total de 240.000 euros en 2004 y 2008, años en los que se celebraron elecciones generales, así como a la Junta de Andalucía y al Parlamento europeo.

FCC, por su parte, hizo tres entregas en 2001 y 2008 por un total de 195.000 euros, también en época electoral, al igual que la constructora OHL, cuando la presidía Juan Miguel Villar Mir, que hizo tres donaciones en 2004, 2006 y 2008, por 530.000 euros.

Estos datos constan en un informe incorporado a la causa sobre la caja B del PP tras su reapertura en 2017, a raíz de la revelaciones del líder de Gürtel Francisco Correa en el juicio a la trama y que ahora se conoció al levantarse el secreto de las actuaciones.

En ese informe, la Policía analiza, entre otras, documentación procedente de los casos Púnica y Lezo, en los que se investigan operaciones irregulares de exresponsables del PP en Madrid, así como de la pieza Kitchen del caso Villarejo, referida al espionaje al extesorero Luis Bárcenas por orden del Ministerio del Interior en 2013, estando al frente Jorge Fernández Díaz, al que la Fiscalía pide imputar por estos hechos.

Del caso Púnica, consta una reveladora conversación del expresidente de la empresa Degremont, Rafael Palencia, con el exgerente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel, imputado en Lezo junto al expresidente madrileño Ignacio González, que corroboraría la dinámica de las donaciones a cambio de obtener beneficio por parte de las administraciones del PP.

Se trata de una conversación que, según la investigación, se produjo en octubre de 2008 y fue grabada por el propio De Miguel para poder extorsionar con ella a Rajoy.

La UDEF cree que Palencia concertó esa cita a través de Bárcenas, porque De Miguel tenía capacidad de influencia sobre las adjudicaciones, ya que fue el gerente del Canal de Isabel II entre diciembre de 2003 y julio de 2009. Durante el encuentro, el empresario manifestó que colaboró con el partido y admitió “abiertamente la existencia de donaciones al mismo” con una frecuencia “periódica” por unos 35.000 euros, que entregaba en un sobre a Bárcenas o a su antecesor, Álvaro Lapuerta, ya fallecido.

La UDEF recuerda que Bárcenas negó que esas entregas de dinero tuvieran un objetivo “finalista”, si bien mencionó un concepto que denominó “hacer una gestión”, mientras que Palencia define su objetivo claramente en la conversación de De Miguel: “Lo que quiero es ganar la obra”, dijo en referencia a hacerse con una obra del Canal de Isabel II.

Comentarios