miércoles 5/8/20

Iglesias pide al Gobierno que no ignore el debate sobre la Monarquía

El vicepresidente elogia “la valentía” de Sánchez al calificar las noticias de “inquietantes y perturbadoras”

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias | MIGUEL TOÑA (EFE)
El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias | MIGUEL TOÑA (EFE)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, dijo ayer que el Ejecutivo no puede ignorar el debate sobre la utilidad de la Monarquía a raíz del caso del rey Juan Carlos I, mientras que la oposición denuncia que, más que un debate, lo que se está produciendo es un ataque a la Corona.

Iglesias elogió “la valentía y el sentido de Estado” del presidente, Pedro Sánchez, al calificar de “inquietantes y perturbadoras” las noticias sobre los presuntos negocios ocultos del rey emérito, y plantear la propuesta de limitar la inviolabilidad del jefe del Estado al ejercicio del cargo.

Existe “un antes y un después” en esas declaraciones del presidente, comentó Iglesias en la localidad vizcaína de Durango, donde precisó que decir eso es “constatar una realidad”. Calificó de “sensato y prudente” que Felipe VI renunciara a la herencia de su padre, pero recordó que la “Monarquía se sustenta en la filiación” lo que supone una “situación que genera alarma e injusticia en muchos ciudadanos, que el Gobierno no puede ignorar”.

El vicepresidente reconoce al mismo tiempo, en un mensaje en sus redes sociales, que la actual correlación de fuerzas en el Parlamento y los procedimientos que establece la Constitución hacen que un debate sobre la Monarquía “difícilmente pueda traducirse en cambios a corto plazo”. “Pero eso no significa que un Gobierno democrático pueda ser ajeno a los debates que preocupan a su pueblo, un pueblo que ya no está dispuesto a tolerar ni ciertos privilegios, ni la corrupción ni la impunidad”, añadió.

Críticas de la oposición

Para la oposición, sin embargo, no existe ningún debate en torno a la Monarquía. Eso es, al menos, lo que piensa el presidente del PP, Pablo Casado, quien pidió a Sánchez que defienda a Felipe VI de los “ataques intolerables” del vicepresidente Iglesias.

En su opinión, “lo inquietante y perturbador en España no es la Monarquía, sino este gobierno radical”. Pablo Casado hacía estas declaraciones en Vitoria, donde destacó que “esto no va contra el rey, sino contra la Monarquía constitucional, contra la unidad nacional, el Estado de Derecho”. El líder del Partido Popular aprovechó para mostrar el apoyo expreso de su partido a Felipe VI y criticó que el presidente no le defienda.

Cuando Iglesias “llama a un referéndum y pide la abdicación del rey, no se puede tolerar que el presidente no defienda al jefe del Estado. No puede callar y otorgar”, sostuvo. Otro dirigente de su propio partido, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, reivindicó “el papel esencial y determinante” del rey Juan Carlos y aseguró que cuando se ataca al rey emérito no es por “presuntas irregularidades” sino que es un ataque a la Monarquía “como forma de desestabilización”.

También desde Vox, su presidente, Santiago Abascal, se pronunciaba este pasado jueves en contra del debate suscitado por el Gobierno central y por Pedro Sánchez, al que acusó de querer derribar la Monarquía para convertirse en el actual jefe del Estado español. l

Comentarios