jueves 6/8/20

España roza los 70 brotes activos mientras Ordizia y Cataluña imponen el uso de mascarillas

España registra quince autonomías afectadas, donde se siguen sumando nuevos focos de coronavirus

Vecinos de Ordizia (Gipuzkoa) con mascarilla hacen cola para acudir a las carpas instaladas para realizar pruebas PCR | EFE
Vecinos de Ordizia (Gipuzkoa) con mascarilla hacen cola para acudir a las carpas instaladas para realizar pruebas PCR | EFE

Los brotes activos de coronavirus rozan los 70, aunque preocupan especialmente dos: el del Segriá en Lleida, cuyo avance provocó que desde hoy las mascarillas sean obligatorias siempre en toda Cataluña, y el de A Mariña.

También fue necesario tomar medidas en Ordizia (Gipuzkoa), donde el foco originado en una zona de bares afecta a 48 personas tras sumar 13 nuevos contagios, de manera que se limitó la actividad hostelera y de ocio y se impuso el uso de mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y cerrados de uso público o que estén abiertos al público.

Por el momento, el brote no afectará a las elecciones el próximo domingo, si bien el alcalde de Ordizia, Adur Ezenarro, aseguró que “no se dan las garantías de seguridad ni democráticas” para celebrar los comicios.

No obstante, los que más inquietan a las autoridades son los de Lleida, que ayer sumó otros dos, según reconoció el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Hasta ayer y desde el 11 de mayo se detectaron 118 focos, de los cuales 67 siguen activos. “Sabemos que habrá brotes, ha habido en todos los países, pero naturalmente lo seguimos con preocupación y a diario”, indicó.

En Lleida, sus dos hospitales públicos y los tres privados tienen ingresadas a 69 personas, nueve de ellas en la UCI, una más que ayer; el centro principal, el Arnau de Vilanova, ha hecho un llamamiento para conseguir especialistas en críticos y semicríticos y necesitan neumólogos, intensivistas e internistas.

Según los datos del Departamento de Salud catalán, la región sanitaria de Lleida registró 35 nuevos positivos, 33 de ellos en el Segriá, que en los últimos siete días superó los 500 contagios y alcanzó casi 900 en dos semanas.

En esta comarca se elevan a 15 los brotes activos al haberse detectado otro en una empresa hortofrutícola, que convierten así a este tipo de industrias en el origen de 11 de los focos, si bien no se plantea la posibilidad de cerrarlas. El resto se ubican en dos residencias, el albergue Jericó y una comunidad de vecinos del Centro Histórico de Lleida.

La evolución de los positivos llevó a la Generalitat a imponer el uso de la mascarilla a los mayores de seis años en espacios públicos, tanto en el interior como en el exterior aunque se pueda respetar la distancia de seguridad, bajo amenazas de multas de hasta cien euros.

Asimismo, las cuatro comarcas aragonesas que retrocedieron a la fase 2 de la desescalada el 22 junio debido a los brotes de casos relacionados con empresas hortofrutícolas siguen sin pistas aún sobre cuándo podrán alcanzar la “nueva normalidad”.

Representantes de Sanidad y de las consejerías correspondientes de Aragón y Cataluña mantuvieron ayer un encuentro para hacer un seguimiento de la situación y acordaron mantener contactos periódicos.

El progreso de los brotes se produjo también en otras comunidades como Andalucía, que añadió dos nuevos en las provincias de Granada y Málaga, con lo que ascienden a 17 focos que acumulan 264 contagiados.

Ocho de ellos están controlados, mientras que los nueve restantes están siendo investigados, realizando pruebas y estudios de contactos.

También en la Comunidad Valenciana, su presidente, Ximo Puig, afirmó que los tres brotes activos “están bajo control, pero con una situación de alarma en cada uno de ellos”.

Por su parte, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, apostó por los “confinamientos quirúrgicos si fuera necesario por posibles brotes, pero demandó al Gobierno central más claridad y coordinación a la hora de aplicarlo, y poder hacerlo sin necesidad de un permiso judicial previo.

En esta comunidad permanece activo un foco con cinco casos leves en una empresa.

Y en Castilla y León, la Junta declaró un brote de coronavirus en Soria con tres casos positivos entre menores infectados tras una reunión familiar celebrada el pasado fin de semana.

Al igual que en Murcia, donde ayer se sumaron ocho nuevos casos al brote relacionado con el vuelo procedente de Bolivia, del que resultaron 46 casos.

En Baleares, los focos se elevan a 9 con 56 contagiados, de los cuales uno se localiza en Ibiza y el resto en Mallorca.

Mientras, Castilla-La Mancha dio por controlado el brote de un edificio de Albacete, ya que 25 personas de las 30 que se sometieron a pruebas recibieron un diagnóstico negativo.

Por último, Cantabria levantó el confinamiento en el edificio de la calle Nicolás Salmerón de Santander donde los vecinos llevaban más de diez días de encierro en casa, de manera que quienes dieron negativo en prueba PCR ya pueden salir. l

Comentarios